Editorial Jamaica Observer: Preguntas de política exterior para el gobierno

Ministra de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior de Jamaica, Kamina Johnson Smith / Foto Jamaica Gov
Ministra de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior de Jamaica, Kamina Johnson Smith / Foto Jamaica Gov

 

El gobierno necesita hacer una declaración clara sobre la política exterior de Jamaica dadas las preocupaciones planteadas por muchos jamaiquinos después de que nos abstuviéramos sobre el reciente voto de las Naciones Unidas (ONU) sobre el reconocimiento de Estados Unidos a Jerusalén como la capital de Israel.

Por el equipo editorial de Jamaica Observer | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Esa afirmación, creemos, es importante por varias razones, entre ellas el hecho de que la admirable reputación que la Ministra de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior, Kamina Johnson Smith, ha desarrollado cuidadosamente desde que se convirtió en ministra, sin ninguna experiencia pertinente, está en riesgo de sufrir daños siguiendo la abstención de la ONU.

Una abstención significa que no tomamos parte por nada. ¿Hemos sacrificado nuestros principios para ganar el favor de los EE. UU. y de Israel, y si es así, qué estamos obteniendo por ello? Cuando el ex primer ministro Edward Seaga se convirtió en el aliado más cercano al presidente estadounidense Ronald Reagan en el Caribe en la década de 1980, el beneficio para Jamaica fue de millones de dólares en asistencia financiera.

El gobierno también debería indicar si Jamaica abandonará los países que nos han ayudado pero no son favorecidos por los EE. UU., Por ejemplo, Venezuela, que proporcionó una asistencia invaluable a través de PetroCaribe que involucró enormes cantidades de dinero durante muchos años.

Para ser justos con el primer ministro Andrew Holness, en el pasado ha dicho que su gobierno apoya al pueblo de Venezuela, incluso cuando sospechamos que su administración ha desaprobado algunas de las acciones del régimen de Nicolás Maduro. Sobre eso tiene nuestro apoyo ya que no hemos ocultado nuestro desdén por algunas de las medidas tomadas por el presidente Maduro y su predecesor, el difunto presidente Hugo Chávez, contra los opositores políticos.

Sin embargo, es claro que los recientes desarrollos en la relación entre Caracas y Washington ciertamente pondrán a prueba la conciencia del Gobierno de Jamaica.

Creemos que la política exterior de Jamaica debe basarse en principios claramente enunciados al servicio de nuestros objetivos de larga data de desarrollo económico, independencia económica, el derecho a la autodeterminación, no alineamiento, justicia, derechos humanos, anticolonialismo, anti -racismo, libertad de expresión y libertad de culto.

Durante muchos años, Jamaica ha construido una sólida reputación en asuntos internacionales que es muy respetada y hace que Jamaica sea buscada como aliada y líder en asuntos internacionales. Esto ha sido así desde que nuestro héroe nacional Norman Manley convirtió a Jamaica en el primer país en imponer sanciones al apartheid en Suráfrica.

Los jamaiquinos son personas orgullosas que son conocidas en todo el mundo por nuestro coraje y disposición para luchar por la justicia y en lo que creemos.

La búsqueda de estos principios debe exhibir honestidad, consistencia, lealtad, pragmatismo y valentía. Si hay algún cambio en esos ideales, el país debería ser informado.