Más de 400 muertos desde el comienzo de ofensiva turca en Siria, según ONG

El humo se agita tras el bombardeo del 29 de septiembre de 2017, área de rebeldes del distrito de Jobar, al este de la capital siria, Damasco.

 

Al menos 420 personas murieron en el enclave kurdo de Afrín, en el extremo noroeste de Siria, desde el comienzo de la operación militar turca Rama de Olivo el pasado día 20, informó este domingo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG detalló que al menos 152 de los combatientes de la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo) murieron en los enfrentamientos.

Al mismo tiempo, fallecieron al menos 194 miembros de facciones sirias islamistas y rebeldes que participan en la operación junto a las tropas turcas, en cuyas filas se han registrado 29 bajas.

En cuanto a los civiles, el número de muertos ha aumentado a 74 desde el pasado 20 de enero, tras la muerte ayer de cuatro personas.

El Observatorio detalló que entre los civiles fallecidos hay 21 menores de edad y 13 mujeres.

La ONG agregó que también hay decenas de heridos, aunque no especificó el número.

Según las cifras oficiales y de medios de comunicación de Turquía son más de 25 los uniformados de este país fallecidos en la operación Rama de Olivo para expulsar de Afrín a las YPG.

Ankara califica de terroristas a las YPG, que considera una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda presente en su territorio.

EFE