Sólo para expertas: La guía definitiva para volverte su favorita en la cama

sexo_oral_elfarandi

Cuando se trata de posiciones sexuales, todas nos gustan, tanto por placer como por complacer a nuestra pareja, sin embargo, no todas cumplen nuestras expectativas ni estimulan nuestro punto con mayor placer sexual: el clítoris.

A continuación te comparto las mejores posiciones sexuales:

1. Misionero

Esta posición es de las mejores para alcanzar el orgasmo y de las más clásicas. Su funcionamiento es muy simple: tú abres las piernas y él te penetra.

Las miradas entre ustedes se buscan de manera voluntaria y todo se vuelve más consciente. El acto sexual se convierte en un momento mágico que va más allá de una simple penetración.

2. La amazona

Tú te pones encima y comienzas a moverte. Puedes estar sentada o mantener las dos piernas en el mismo lado. La postura procura un placer intenso entre ambos ya que se facilita la penetración casi total.

Además es posible practicarla a la inversa, es decir, no tienes por qué mirar al hombre, puede ponerte de espaldas a él.

3. TAC

Se basa en la Técnica de Alineación Coital (TAC). Es un nuevo modelo de la posición del misionero de toda la vida, pero que aumenta la estimulación del clítoris. Debes estar tumbada boca arriba y él encima, con las piernas estiradas.

Se empieza con la postura clásica del misionero, y luego él estira sus extremidades inferiores, haciendo que el pene llegue hasta lo más profundo de tu vagina, a la vez que el hueso pélvico le roza el clítoris. La conexión pélvica dará máximo placer a ambos.

4. La silla mixta

Esta es una de las mejores posiciones para ti, ya que te da el control absoluto de la relación sexual. Él debe estar sentado en una silla o en el borde de la cama, y tú debes sentarte sobre él, de frente o de espaldas.

El pene erecto llegará hasta el fondo y estimulará zonas que ni tú sabías que existían. La penetración será más intensa si doblas las piernas en un ángulo recto, y debes estar lo suficientemente cerca de él como para poder controlar los ritmos.

5. El perrito clásico

Es una de las preferidas por ellos. Este estilo permite un coito más profundo, lo que significa una mejor oportunidad para alcanzar el orgasmo y estimular el punto G.

Debes apoyarte sobre las rodillas y manos, al tiempo que el hombre introduce su miembro por detrás. Ambos disfrutarán de la penetración intensa y profunda que proporciona.

6. Cucharita

Esta posición es muy sencilla de llevar a cabo. Ambos se estar de costado, el hombre detrás de la mujer, colocada en posición fetal. Él te rodeará con sus brazos, y tú te sentirás totalmente arropada.

El grado de penetración dependerá del ángulo formado entre el glúteo y tu rodilla. Para maximizar el placer al realizar esta posición debes mantener las piernas muy juntas, lo que estimula el clítoris y el punto G.

7. Boca abajo

Debes arrodillarte de espaldas como en el clásico perrito, pero con los hombros apoyados en la cama, lo que provocará más fricción entre el pene y tu punto G.

8. La carretilla

Debes estar boca abajo tumbada en la cama, mientras él toma tus piernas y las eleva a la altura de las caderas mientras te penetra desde atrás.

9. La torre

Esta posición es muy cómoda para los hombres. Él debe estar acostado boca arriba y tú debes ponerte de rodillas e inclinarte hacia delante, dándole la espalda. Apoya tus manos en el suelo para moverte con suavidad.

10. Alineación trasera

En esta postura, ambos están tumbados boca abajo. El hombre está encima completamente apoyado sobre ti, para que te penetre desde atrás. Es una postura que estimula tus zonas erógenas, y provoca una intensa presión sobre el pene, aumentando así su placer.

Nota tomada de Soy Carmin