Diáspora de venezolanos baja 1500 megavatios del consumo de energía

Foto Archivo
Foto Archivo

 

La huida de familias venezolanas por la crisis económica que tiene Venezuela no sólo ocasiona perdidas de profesionales y mano de obra calificada, la salida intempestiva de la población reporta una baja del consumo de electricidad. Razón que en ningún caso representará restablecimiento del servicio para los hogares, reseñó El Diario La Verdad.

José Aguilar, ingeniero electrónico, destaca que la diáspora de venezolanos no tiene impacto para evitar los apagones. El movimiento de usuario tumba cerca de mil 500 megavatios. Lo que no significa que habrá oferta disponible para el resto de la población. “Los apagones continuarán en los próximos meses porque no hay suficiente generación”.

Considera que la migración saca indicadores de la demanda. “Eso no se recupera hasta que regresen a Venezuela. Es parte de la justificación de la reducción del país”. Estima que el consumo nacional toca piso de 15 mil megavatios con “graves problemas” en la generación.

Las termoeléctricas están en el “peor” momento de indisponibilidad. La falta de mantenimiento y de combustibles limitan cualquier intento de recuperación de la capacidad disponible. Aguilar advierte que hay un diagnóstico alarmante del Sistema Eléctrico Nacional. Con la diáspora de usuarios no se disfraza el resultado.

Hasta 2017 salieron del territorio más de cuatro millones de personas. Datos de Consultores 21 indican que Zulia y regiones del occidente registran un millón de venezolanos que viajaron a otros países. Los Llano y Andes 879 mil, oriente 818 mil, capital 777 mil y centro 593 mil.

En Zulia, la huida de familias poco o nada interviene en la redistribución de la electricidad. Desde diciembre, los usuarios acusan deficiencias, apagones y “bajones” de luz. Corpoelec garantiza la recuperación de la energía en las subestaciones presuntamente afectadas por “sabotaje”. La colocación de un cable submarino y autotransformadores permitiría el levantamiento de las fallas. Pero los consumidores zulianos reprochan la prolongada interrupción del servicio electrónico.