Antonio Ledezma se reunió con el primer ministro africano y conversaron sobre Venezuela

(foto @alcaldeledezma)
(foto @alcaldeledezma)

 

Antonio Ledezma declaró hoy que “hay una marcada preocupación a nivel mundial por el drama que se está viviendo en Venezuela”, y que “no desmayará en su labor de exponer esta gran tragedia de nuestro país a consecuencia del nefasto régimen que oprime y sojuzga a todo un pueblo”.

Destacó que en este sentido ha participado en numerosos foros internacionales y sostenido entrevistas con jefes de estado y líderes mundiales, quienes han mostrado su solidaridad. Indicó de seguidas que en el marco del recién finalizado Congreso Mundial Demócrata Cristiano en Budapest, Hungría, se reunió con el Primer Ministro de la nación insular africana de Cabo Verde, Ulisses Correia e Silva, “quien quedó asombrado ante la descripción sobre la situación de salud, desnutrición y de colapso económico que impactan el cuadro actual del país más rico del mundo en petróleo”.

El exiliado Alcalde Metropolitano de Caracas le expuso que “el régimen madurista se niega a aceptar cooperación internacional, porque de hacerlo, sería reconocer el fracaso de sus políticas “socialistas”, y por lo tanto, prefiere que el pueblo sufra en carne propia todas estas calamidades que diariamente muestran sus resultados con personas fallecidas por desnutrición y falta de medicamentos, especialmente en la población infantil”. “Estas son las consecuencias de la dictadura, y por ello, a nivel mundial se continúa impulsando la idea de la Injerencia Humanitaria, toda vez que debe evitarse que continúen muriendo seres humanos”.

Ledezma dijo sentirse optimista de cara al futuro y que “Venezuela, una vez superado este régimen, podrá ser un país próspero, desarrollado, porque cuenta no solo con recursos naturales importantes como el petróleo, el hierro y el gas, sino también con un potente talento humano que será capaz de asumir la tarea de reconstruir las instituciones, el Estado de Derecho, y desde luego, la economía para que pueda haber una justa distribución de la riqueza entre los ciudadanos quienes serán también los protagonistas de este cambio que se propone.