Emergencia Democrática (parte III), por José Luis Pírela

El diputado José Luis Pirela
El diputado José Luis Pirela

 

Venezuela está de nuevo en el ojo del huracán, ya no solo por la crisis, un escándalo sobre narcotráfico de algún encumbrado rojo o una masacre, ahora a Diosdado se le volvió a salir la clase y puso en evidencia su intención de utilizar la ANC desconocida por todo el planeta para perpetrar un golpe de estado, cuya primera etapa es imponer elecciones a la Asamblea Nacional.

Resulta insólito que alguien pretenda desconocer un parlamento electo por 14 millones de venezolanos y con 2 años de ejercicio que no llega ni a la mitad del periodo. La cúpula roja enfrentada por espacios de poder y negocios turbios, están agotados de simular la falsa armonía en las relaciones de bandos y bandas de las elites del poder. Es evidente que los espacios de Diosdado en el Gobierno, en la ANC y en las FANB son cada vez más reducidos; le sacaron tarjeta amarilla con un nuevo movimiento político y con su propuesta del parlamento pretende presentarse como el resteado revolucionario que se la juega, cuando en realidad está montando un golpe de estado en dos etapas, cuya última es el no retornable pescuezo de Maduro, para por fin alcanzar el sueño de ser presidente, aunque sea de los escombros.

La elección adelantada de un Poder solo puede realizarse a través de un acuerdo político; de lo contrario es una ruptura de hilo constitucional lo que se traduce en un golpe de estado.

En cuestión de horas comenzarán a sentirse los pronunciamientos de condena de los Gobiernos y Parlamentos del mundo  ante semejante desvergüenza golpista. No me sorprendería que Maduro se sumara a esta comparsa montada por su gente, en algo se parecen todos, les encanta el pan y el circo.

La historia tiene múltiples lecciones de Dictadores disolviendo Parlamentos  y hasta ahí les duraron sus felonías. “Lo que has de hacer hazlo pronto” le dijo Jesús a todos antes del negocio de las 33 monedas, adelante Dictadores los reto a que lo hagan.  

Esa propuesta envuelve un chantaje para doblegar a la oposición y obligarla a participar en la emboscada fraudulenta el 22 de abril; con Maduro reelecto con 10 millones de votos que solo resultan  de la magia de la casa del truco, que preside Tibisay.

Esta semana por fin la MUD fijó posición pública sobre el show del 22 de abril; en esas condiciones NO PARTICIPAREMOS, ese es un clamor popular que no debe manipularse, cambian las fechas y las condiciones o no abstendremos de votar y esperen el chaparrón. Esa posición es correcta y no lo digo esperando condiciones ideales,  eso sería pedirle mucho a una Dictadura, solo exigimos condiciones para unas elecciones libres.      

El otro anuncio importante que formuló la MUD es la conformación del Gran Frente Democrático; es urgente instalarlo, recuperar una instancia apropiada a la presente coyuntura, con sectores políticos y sociales para atender esta emergencia nacional.

La esperanza de CAMBIO resurge para derrotar la fatalidad y el pesimismo. La hora estelar se acerca, con Dios por delante Venezuela va pa ¨lante.

@joseluispirelar.

            Diputado a la Asamblea Nacional.