Maderas del Orinoco, por Manuel Núñez Montaño

Manuel-nunez-montano

Más que un artículo, es un llamado al Ministro de Hábitat y Vivienda, Fiscal y Contralor General de la República para que esta empresa sea intervenida de inmediato para evitar su destrucción.

La empresa forestal más importante del país está en una situación de quiebra técnica y financiera. Inicio sus operaciones en el año 1.970, el proyecto tenía como meta plantar 500.000 has de pino en las sabanas al Sur de los Estados Monagas y Anzoátegui, destinadas a la producción de pulpa y papel para abastecer las demanda nacional. En el año 1.998 se habían plantado 435.241,8 has. De 1.979 a la fecha ha tenido 11 Presidentes y tutelada por 4 Ministerios. Si evaluamos la gestión de todos los Presidentes debe hacerse en base a quien lo hizo peor. Esto ha traído como consecuencia un gran desastre técnico, administrativo, altos niveles de corrupción y el bosque en vez de crecer ha decrecido. El decrecimiento se inicia en 1.999 durante la Presidencia de Wilfredo Franco al ordenar el cierre del proyecto ATAPIRIRE, donde ya habían sido plantadas 25.297,71 has, las cuales se perdieron. Haré un análisis técnico breve, preciso y real, basándome en informes de la Empresa. En el año 2.002 deciden cambiar la producción de plantas (vivero) que durante más de 30 años se hacía directamente en el suelo con excelentes resultados, por la tecnología de los tubets. Esta decisión no tenía soporte técnico, no contaba con las instalaciones, equipos idóneos ni personal técnico capacitado; por lo tanto las plantas producidas son en un 80% de mala calidad, por lo que se pierden el 30%, 40% y hasta el 70% de lo plantado. Daré dos ejemplos: en el año 2.002 bajo la dirección de Luis González y Rodolfo Contreras, se plantaron 7.000 has, el 66% se perdió, se demostró que la pérdida se debió a las fallas técnicas y la mala calidad de las plántulas. Se calcularon las pérdidas  en más de 150.000.000 de Bs, se apertura una averiguación administrativa con la participación  de personal de C.G.R. El resultado fue engavetado. El 2.003, se hicieron viveros para plantar 10.000 has, solo plantaron 3.000, se utilizaron 3.600.000 plántulas. En los viveros quedaron 8.400.000 plántulas, las cuales fueron enterradas en unas fosas cercanas a los viveros. Producir una plántula costaba Bs 90, solo en ese renglón se perdieron 756.000.000 Bs.

Protección: esto más que irresponsabilidad, negligencia, es un delito. Se puede decir que esa gerencia no existe. Visite el galpón desde donde operan los bomberos. En el año 2.002 un voraz incendio afectó 25.000 has. En el año 2.016 de Enero a Mayo varios incendios consumieron 45.000 has, 35.000 de Maderas del Orinoco y 10.000 de Terranova. Esa misma época se quemaron el comedor y un módulo habitacional en el campamento Chaguaramas y la motobomba del sistema de riego del vivero Uverito. Los incendios forestales trataron de controlarlos con equipos no idóneos y operados por personal inexpertos en esta fallida acción se quemaron 3 tractores de oruga, 4 tractores agrícolas, 1 patrol y 2 skider, solo en este último incendio las pérdidas se estimaron en más de 500.000.000 $.

Explotación: En esta gerencia hay un desorden bien organizado donde interviene también personal de la consultoría jurídica. Existe un manual de explotación que no se cumple. Venden y explotan parcelas de plantaciones jóvenes, habiendo muchas de mayor de edad. Pida copias de los contratos CVE0007/2010, CVE0013/2011 y el OCJ001/2011. Se presume que hay corrupción desde que se vende la parcela hasta que las rolas llegan a los aserraderos. Es urgente realizar dos auditorías: una, de todo el proceso de explotación y otra en la oficina del ministerio de Eco-Socialismo y Agua en Maturín, donde se realiza el canje de guías de madera en rolas que llegan a los aserraderos por las de movilización de la madera una vez aserrada. En especial debe ser excautivo la del año 2015.

Plantaciones Foráneas: se inician en el año 2010 en los Estados Apure, Barinas y Bolívar. No tenían proyecto ni asignación presupuestaria, eran financiadas con dineros del Presupuesto para las plantaciones de Monagas y Anzoátegui. Según las estadísticas oficiales para el año 2.015 se habían plantado en Apure 17.353,3 Has. Pero de acuerdo a un informe realizado por técnicos del departamento de auditoría todo lo plantado se perdió. No tiene valor forestal ni económico. Las oficinas del campamento central desvalijadas se llevaron el mobiliario, los aires acondicionados. En el patio están los restos de 13 tractores agrícolas y sus implementos.

En Barinas se plantaron 188,33 Has de teca las cuales fueron consumidas en su totalidad por un incendio. En Bolívar se plantaron 14.771,42 Has en forma desordenada, dispersas y están en muy malas condiciones. Esto causó pérdidas millonarias aún no cuantificadas que la llevaron a un Estado de insolvencia sumamente grave, a tal punto que una empresa privada Orinoco Wood chips en varias oportunidades pagó la nómina. Esta empresa gozaba de un trato muy especial, pero, en los años 2.014 y 2.015 fue cerrada por orden de los generales Justo Noguera y Luis Medina. Las causas de este cierre nunca se supieron. En el mes de Enero del 2.016 fue nombrado Presidente J. MASS y ordenó de inmediato su apertura. Esta empresa debe ser auditada para cuantificar cuantos metros cúbicos ha comprado, a que precios, edades y cuantas toneladas de chips ha exportado desde el inicio de sus operaciones. También deben ser investigadas la empresa A.N.C.A y la Socialista de la Madera del Sur. Esta es una empresa de maletín, en el registro consta que su representante es Rafael José Torres, pero, su propietario es una dama muy conocida en el Estado Monagas. En el contrato suscrito por esta última y Maderas del Orinoco hay muchas irregularidades, citare una: En la clausura 4 se le autoriza a la compradora despachar madera a ser procesada para Massisa, esto es totalmente ilegal, de acuerdo al contrato suscrito en el año 1.998 entre C.V.G para la época propietaria de Maderas del Orinoco y Terranova propietaria de Massisa. Debe ser investigada igualmente la empresa TAGUANES, por estar revendiendo maderas a la empresa MASSISA.

Patrimonio Forestal: según inventario realizado por el Departamento de Geodesia y Registro Forestal al 31-12-2.015 dio un total de 585.710,99 Has. Contabilizaron  Has que fueron plantadas, pero, por diversas causas no tienen valor  como son: las 37.499,38 Has de Apure, las 188,33 Has de Barinas, 44.569,37 Has consumidas por incendios forestales, 17.129,91 aprovechadas y no plantadas, las 68.530,67 Has de espacios vacios dentro de los rodales, las 25.219,7 Has perdidas totalmente en ATAPIRE. Igualmente deben ser calculadas las Has afectadas por la explotación petrolera y descontar las 59.000 Has del convenio con Terranova. La sumatoria de estas cifras y otras que manejo, me permiten afirmar que el bosque decreció en un 36,81%.

COMPLEJO LIBERTADORES DE AMÉRICA: fue un proyecto-convenio suscrito con PDVSA, para instalar 6 aserraderos y una planta de M.D.F, donadas por la petrolera. A su vez, está creó un fondo de 50.000.000 $, única y exclusivamente para cubrir gastos del proyecto. Estableció que el dinero tenía que ser movilizado solamente con las firmas conjuntas del Presidente y Gerente del Proyecto. Para esa época el Presidente de Madera del Orinoco era Ricauter Leonet. Este señor destituyo al Gerente por negarse a firmar cheques para el pago de gastos no contemplados en el convenio. Los 50.000.000% fueron supuestamente malversados, por lo que Ricauter Leonet debe responder ante la Contraloría General de la República.

 

M.V Manuel Núñez Montaño

C.I 2.631.501

Manuelnunez178@gmail.com