Trump tacha de desgracia humanitaria las acciones de Rusia e Irán en Siria

El presidente de EE. UU., Donald Trump, responde preguntas a los periodistas antes de partir de la Casa Blanca para hablar en el CPAC en Washington, EE. UU., El 23 de febrero de 2018. REUTERS / Jim Bourg
El presidente de EE. UU., Donald Trump. REUTERS / Jim Bourg

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, tachó este viernes de “desgracia humanitaria” las recientes acciones de Rusia, Irán y Siria en ese último país, en una aparente referencia a los bombardeos del régimen sirio contra el enclave rebelde de Guta Oriental, donde han muerto más de 400 personas.

“Lo que Rusia e Irán y Siria han hecho recientemente es una desgracia humanitaria”, dijo Trump en una conferencia de prensa junto al primer ministro australiano, Malcolm Turnbull.

“Nosotros estamos ahí por una sola razón, para acabar con el Estado Islámico (EI) y volver a casa, no estamos ahí por ninguna otra razón y casi hemos conseguido nuestro objetivo. Pero lo que esos tres países han hecho a la gente recientemente es una desgracia”, agregó.

Desde el domingo, Guta Oriental, principal feudo rebelde de las afueras de Damasco, es escenario de una escalada de ataques, en los que han muerto 462 personas, 103 de ellas menores y 63 mujeres, mientras que 2.269 han resultado heridas, de acuerdo con los últimos datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Hoy murieron al menos 32 personas en una nueva jornada de ataques por parte de las aviaciones siria y rusa y de la artillería gubernamental contra el bastión opositor de Guta Oriental, cerca de Damasco.

Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU están negociando para lograr un acuerdo que imponga una tregua de 30 días en Siria, y es posible que aprueben hoy una resolución en ese sentido, según el presidente de turno del órgano, Mansur Al Otaibi.

El Consejo de Seguridad lleva cerca de dos semanas discutiendo esta resolución, pero los llamamientos internacionales a una tregua se han intensificado en los últimos días a causa del alto número de bajas en los bombardeos sobre Guta Oriental.

EFE