Astros y Grandes Ligas rindieron honor a víctimas de la escuela Stoneman Douglas

Feb 23, 2018; Fort Myers, FL, USA; A general view of Boston Red Sox Hanley Ramirez hat as he honors the victims of the shooting at Marjory Stoneman Douglas High School during the Red Sox spring training game against the Minnesota Twins at JetBlue Park. Red Sox and Twins players wore special hats to honor the victims and the Parkland community. Kinfay Moroti/The News-Press via USA TODAY NETWORK
Con esta gorra las Grandes Ligas rinden homenaje a las víctimas del tiroteo en la escuela Stoneman Douglas, durante los entrenamientos primaverales. Kinfay Moroti/The News-Press via USA TODAY NETWORK

 

Se inicio la pretemporada en las Grandes Ligas con los Astros de Houston como flamantes nuevos campeones de la Serie Mundial y la primera jornada de partidos de exhibición dedicada a rendir honor y tributo a las víctimas de la escuela Stoneman Douglas, de Parkland (Florida), reseñó EFE.

De nuevo, el deporte pasatiempo nacional, vuelve a ser el revulsivo para mostrar el apoyo a toda la comunidad cuando se enfrenta a situaciones de tragedias como la matanza ocurrida en el centro escolar de Stoneman Douglas, donde el joven Nikolas Cruz, un exestudiante de 19 años, mató a 17 personas e hirió de gravedad a otras 14 tras disparar de manera indiscriminada con un rifle semiautomático.

Entre los fallecidos hubo 14 estudiantes, un profesor, un entrenador de fútbol americano y el director atlético de la escuela.

Como ya había anunciado el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, los jugadores de todos los equipos que compitieron hoy en la Liga de la Toronja, en Florida, y la Liga del Cactus, en Arizona, saltaron al diamante con gorras negras que portaban el logo de “SD” de la escuela Stoneman Douglas.

El líder de todo el movimiento de apoyo a las víctimas de la tragedia dentro de las Grandes Ligas lo encabezó el primera base de los Cachorros, Anthony Rizzo, que se formó en la misma escuela, donde el campo de béisbol lleva su nombre.

Allí, Rizzo dio un emotivo discurso la pasada semana en el que recordó a la población de Parkland, Florida que “el país entero está de luto con ustedes”.

Toda la familia del deporte del béisbol profesional se unió hoy a Rizzo para rendirle el honor que se merecen las víctimas inocentes de la tragedia y darles apoyo completo a sus familiares y amigos.

“Creo que es algo grande”, declaró Rizzo sobre la iniciativa de las Grandes Ligas. “Obviamente, hay lazos más profundos de mi parte que el resto de la liga, pero es algo bonito que nuestra organización reconozca lo que pasó en el país”.

Por la cercanía geográfica donde se dio la tragedia, los Astros han tenido la mayor actividad en apoyo a los estudiantes de Stoneman Douglas y al margen de vestir el distintivo del centro escolar en su primer partido de pretemporada que ganaron por 3-2 a los Nacionales de Washington, recibieron como invitados especiales a su entrenador del béisbol Todd Fitz-Gerald, y al asistente David Taylor.

Por su parte, los renovados Marlins de Miami se unieron a la causa vistiendo las gorras de la escuela preparatoria para su partido de apertura de los entrenamientos primaverales, que jugaron contra los Cardenales de San Luis y ganaron por 6-4.

Los Marlins además tuvo como invitados de honor a los jóvenes que forman parte de los equipos de sóftbol y béisbol de Stoneman Douglas en sus instalaciones de entrenamientos antes del partido.

Allí estuvieron también el nuevo dueño mayoritario de los Marlins Bruce Sherman y el jefe ejecutivo y también inversor, Derek Jeter, que se reunieron con los familiares de los estudiantes de los equipos de Stoneman Douglas que llegaron al recinto deportivo de la franquicia de las Grandes Ligas.

“Cuando sucede una tragedia, lo que siempre se ve es que el deporte une y ayuda a las comunidades a superar el dolor y la desolación que dejan a su paso”, destacó Jeter, a quien le tocó vivir los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York cuando era jugador estelar de los Yanquis.

Jeter dijo que en aquel momento de tanto dolor para todo el mundo, el deporte del béisbol fue el que mostró que cuanto mayor sea la adversidad mayor es el espíritu de lucha y superación para hacer mejor las cosas.

“Sé lo que viví en Nueva York y será algo que jamás olvidaré, pero tampoco el ver como al menos por tres horas al día, que duraban los partidos de béisbol ofrecíamos a las personas algo por lo que podían alejarse de todo el dolor y frustración que había en sus corazones”, subrayó Jeter.

El nuevo directivo de los Marlins reiteró que eran conscientes, todos dentro del mundo de los deportes, de la gran misión social que tienen cuando llega la hora de hacer que la comunidad pueda distraerse de manera sana y lo que era más importante ayudar a las personas a seguir adelante.