Más de 35 médicos se han ido del Hospital del Seguro Social de Táchira

En cuanto a especialistas, coincidieron en que si se cuenta con los suficientes profesionales de la medicina, el éxodo no es mucho
En cuanto a especialistas, coincidieron en que si se cuenta con los suficientes profesionales de la medicina, el éxodo no es mucho

 

Más de 35 médicos entre internos y residentes han renunciado a su trabajo en el hospital de Seguro Social Patrocinio Peñuela Ruiz, galenos que cubrían todas las áreas y servicios de este centro dependiente del IVSS, reseñó La Nación.

Fuentes allegadas a la práctica médica diaria explicaron que la situación es compleja a tal punto, que cuando los casos los ameritan se ven en la obligación de referir los pacientes el Hospital Central, situación que anteriormente se presentaba a la inversa.

En cuanto a especialistas, coincidieron en que si se cuenta con los suficientes profesionales de la medicina, el éxodo no es mucho; pero el problema está con los residentes e internos, hay muchas vacantes, se han ido más de la mitad y la carga laboral es de aproximadamente 60 médicos, falta más de un 50 por ciento para cubrir todas las áreas.

Se tienen áreas desasistidas, incluso hay guardias que por falta de médicos internos se ha dejado el servicio de emergencia, hecho que ha llevado a referirlos al primer centro de salud del estado, porque de verdad no quien los atienda.

Explicaron que la situación se agrava, porque ahora el déficit no es solo el personal médico, ahora se asoma el de enfermería, de doce turnos quirúrgicos que se tenían en el pabellón, para todas las especialidades se han debido reducir a cuatro, porque las instrumentistas, encargadas del quirófano, ha renunciado.

Las enfermeras también se van

Las enfermeras intensivistas también han dejado el hospital del Seguro Social, hecho que ha obligado a disminuir el número camas en las Unidades de Cuidados Intensivos, tanto de adultos como neonatal.

A esta situación complicada se une el éxodo de personal administrativo. Tal es el caso de las personas que laboran en historias médicas, área donde han renunciado aproximadamente entre doce y dieciséis personas, funcionarios que son los encargados de llevar las estadísticas, dar las citas, abrir historias, hacer los cronogramas de las consultas.

La situación es tal que hay personas que están redoblando, los tres o cuatro que han quedado están por uno de los servicios dando citas, abriendo historias, planificando la consultas externas.

Ante tal situación, precisan que ya no como anteriormente sucedía que solo se enfrentaban a la falta de insumos y material médico quirúrgico, ahora se suma la escasez de talento humano a esta crisis de asistencial.

Para seguir leyendo pulse aquí