Omar Ávila: Mientras el gobierno continúe emitiendo dinero inorgánico se acelera la hambruna

Foto: Diputado Omar Ávila / Prensa
Foto: Diputado Omar Ávila / Prensa

 

El secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, diputado Omar Ávila, fijó posición acerca del anuncio presidencial del aumento del 58% de salario mínimo y de la nueve fecha para la elección presidencial convocada por el ente electoral.

Nota de Prensa

“En la paranoia de sostenerse en el poder a cualquier costo, el régimen no le importa agregar más gasolina al voraz incendio de la hiperinflación que impide que más del 90% de los venezolanos puedan acceder a dos comidas diarias”, dijo Ávila en su acostumbrada rueda de prensa.

El dirigente político demostró preocupación por la deserción escolar por falta de alimentación, transporte, uniformes y útiles escolares. “Esta situación ya rebasa la cifra del 40% de la matricula; tanto en escuelas públicas, como privadas”.

A su juicio, mientras el gobierno continúe emitiendo dinero virtual e inorgánico, se acelera la “hambruna” y extiende a más familias, lejos de resolver el problema de la crisis en el país. “Con una inflación ya en el 13.000%, esos aumentos, la dispararán a super-mega-hiperinflación”.

Asimismo señaló que el dinero virtual -visto ante la incapacidad técnica y sobre todo económica- el gobierno no puede imprimir más billetes del cono monetario. “He ahí una de las causas de la escasez crónica de billetes, generador de otro de los muchos sufrimientos, que cada día y a toda hora nos somete este irresponsable gobierno; esto no es otra cosa que un aumentos compra-votos”.

Aseguró el diputado que a partir de esos anuncios, Venezuela entra al estatus de “implosión post-apocalíptica” que indica que la crisis humanitaria alcanza niveles que solo en países con guerras intensas y en la totalidad de su geografía, se pueden observar.

“Una vez más invitamos a Nicolás Maduro, al vicepresidente Tarek El Aissami y al equipo responsable de la economía del gobierno, a debatir la propuesta que le presentáramos el pasado mes de diciembre; insistimos en que sin reactivar el aparato productivo, levantar el control de cambio y sin aplicar otras medidas básicas, cualquier aumento va a seguir siendo igual a más inflación”.

Acotó que esa “fórmula” de dar tantos aumentos de sueldo cada vez más seguidos, es una forma errada que solamente produce más pobreza, producto de que el poder adquisitivo con cada aumento, con cada bono disminuye. “La mayor prueba de esto es que la inflación de los dos primeros meses del año ronda el 180% y el aumento es de apenas 58% del salario y 67% del cesta tickets”.

En otro orden de ideas, el secretario general de Unidad Visión Venezuela calificó como “farsa” el tema de las elecciones presidenciales. “Obviamente el cambio de fecha se debe al correspondiente ajuste en los tiempos, que requiere el gobierno para realizar las postulaciones y demás requerimientos de sus candidaturas a legisladores regionales y concejales. Estamos hablando de un mínimo de 2.760 candidatos a ser postulados; razón por la cual, ese cambio de fecha no puede atribuírsele a exigencias de cualquier otro candidato distinto a Maduro y los intereses de sus organizaciones políticas: el PSUV -en disolución- y la novedosa Somos Venezuela de los hermanos Rodríguez”.

Igualmente dejó claro que el sector democrático opositor no está representado, sobre todo más allá de los partidos que constituimos la Unidad, por ninguno de los candidatos inscritos o admitidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Recordó que la máxima exigencia de los demócratas al régimen, es que el gobierno, sabiéndose “vencedor” de ese sainete electoral, no aceptará nunca: permitir que la tarjeta de la MUD pueda postular candidatos. Tampoco a las organizaciones políticas, que arbitrariamente ordenó inhabilitar tanto la Constituyente “chimba”, como el Tribunal Supremo de Justicia.

“En el caso concreto de nuestra organización política, Unidad Visión Venezuela, aún nos continúan cobrando la factura de Miraflores y nos impidió postular para las elecciones de gobernadores el año pasado, y para las de alcaldes, con nuestros símbolos y colores; obligándonos a ‘pedir prestados’ y usar otras organizaciones menos peligrosas para los intereses gubernamentales”.

Al ser interrogado sobre la detención de algunos periodistas en los alrededores de la residencia de Leopoldo López, Ávila señaló que tal acción corresponde a la ya sistemática política de hostigamiento, persecución y disuasión gubernamental, para obligarlos a la autocensura. “Todo allanamiento sin orden judicial, es noticia de alta resonancia, incluso a nivel internacional, más cuando resulta evidente la presión que el gobierno pretende ejercer sobre López para hacerlo partícipe invisible de esa ópera bufa. Además, desistiendo de su exigencia de ser rehabilitado políticamente, como corresponde a quien ha sido víctima de la ‘ley penal del enemigo’ que practica el castro-madurismo; en ese orden de ideas, se pretende aislar comunicacionalmente al privado de libertad, de la injusticia que por más de 4 años lo ha mantenido detenido”, concluyó Omar Ávila.