A Falcón lo tienen en la mira, por Domingo Alberto Rangel

Domingo Alberto Rangel  @DomingoAlbertoR
Domingo Alberto Rangel @DomingoAlbertoR

Adictos a las artes teatrales y olvidado el sainete de la invasión extranjera que supuestamente nos ha de calmar el hambre y curará los enfermos, la inefable oposición, monotemática y voluble, vuelve a las andadas con nuevos objetivos.

Al ciudadano Henri Falcón le reconozco el haber ingresado hace tiempo a la categoría de “chavista superado”. Y no me refiero a lo abultado que ahora puedan ser sus haberes personales.

Solo me refiero a que Falcón estudió derecho, practicó administración pública en una alcaldía importante y también en una gobernación, perdiendo hace pocos meses este último cargo. Igualmente es honesto reconocer que el candidato aprendió el arte del hablar pausado, sin subir el tono o tener que manotear frente a las cámaras cuando declara. Incluso hace poco, siendo gobernador, Falcón se las arregló para aparecer junto a su consorte en la revista Hola, posando como solo lo hacen los hijos de la realeza europea, los futbolistas del Real Madrid o las actrices de Hollywood.

Nada particular, no sea que me acusen de envidioso, ese es el estilo de Henri Falcón y es su derecho practicarlo, como también lo es tener a Eduardo Semtei como achichincle o al mayor intermediario de bonos Soberanos o PDVSA como asesor económico.

¡Bicho!

El problema como ya lo sugerí en el título de esta columna, no son las aspiraciones del candidato a Presidente –mejor fundadas digamos que las de Capriles o de Rosales- sino que los cobardes restos de la Mud tienen a Falcón en la mira de sus fusiles mediáticos a causa de un delito inexistente.

El complot, porque eso es, busca hacerlo renunciar a su legítima aspiración y ante semejante hipocresía uno no puede quedarse callado.

¿A cuenta de qué estos paladines de la libertad, que son los restos del naufragio de la Mud, pretenden que Falcón se retire?

El motivo no puede ser la presunta “disciplina interna” que presuntamente y de manera repentina estaría de unos días para esta fecha rigiendo una alianza, como la Mud, en la cual desde su fundación se puede constatar que ninguno de los jefes de partidos, partidetes y maletines con licencia en el CNE, respeta a sus pares. Y donde fracasado el experimento ahora intentan repotenciar el fallecido fundando “Frentes Amplios” que más bien lucen “grupillos estrechos” tomando en cuenta que los jefes de cada facción no se respetan los unos con los otros… y cuando llaman a la mayoría independiente a reunirse para fundar el nuevo mamotreto lo hacen excluyendo los competidores.

Uno que es liberal no votaría por Nicolás Maduro o por Henri Falcón quien a lo sumo, de llegar a ganar y puede hacerlo, sería una regular imitación del gobierno chavista original… no obstante y a nombre de la libertad protesto el complot de los supuestos patricios de la Mud y sus aliados de los medios o financistas que manipulan desde el extranjero… cuando pretenden obligar a que el ex gobernador y ahora aspirante a Presidente… renuncie a sus aspiraciones.

¿Qué le critican entonces estos ciudadanos al autoritarismo del gobierno?

¿Qué rayos harán estos mastodontes de la Mud si se llega a concretar una nueva postergación de las elecciones… para que Caprilito… repentinamente habilitado y pasados por alto sus desmanes administrativos… presente su nombre como obliga el rol de eterno candidato presidencial de la oposición folk? ¡Problema de ellos!