Henri Falcón, la mano derecha de Maduro, por Gustavo Azócar Alcalá

Gustavo Azócar Alcalá @gustavoazocara
Gustavo Azócar Alcalá @gustavoazocara

No conozco personalmente a Henri Falcón. Nunca le he visto en persona. Jamás he cruzado con él ni siquiera un saludo. Pero eso no me impide tener una opinión sobre su persona y su supuesto liderazgo político. Debo agregar que jamás he vivido en el estado Lara y que, por lo tanto, nunca voté por Falcón para que fuera Alcalde de Barquisimeto y mucho menos gobernador de esa región.

La carrera política de Henri Falcón comenzó en el año 1999, cuando fue postulado como candidato a la Asamblea Nacional Constituyente por el Estado Lara de la mano de su mentor y padre político Hugo Chávez Frías. Durante 1999-2002, Falcón fue flamante coordinador general del Movimiento Quinta República en Lara.

Falcón es abogado y militar retirado. Y además de eso, amigo y defensor de los postulados de Hugo Chávez y su revolución socialista, bolivariana y anti imperialista hasta 2010. Es curioso: Falcón estuvo al lado del padre de la revolución justo hasta el año en que el país y el mundo se enteraron que el comandante eterno padecía cáncer. ¿mera casualidad? O ¿cálculo político?

Falcón fue alcalde del municipio Iribarren durante 8 años, de 2000 a 2008. Y luego, gobernador de Lara, durante 9 años, de 2008 hasta 2017. Esos logros, por cierto, fueron no porque Falcón haya sido un gran líder sino porque siempre estuvo montado en el portaviones de Chávez y en la plataforma del Psuv.

En 2012, estando ya fuera del Psuv, distanciado del chavismo y sin el apoyo del PPT y Podemos, Falcón creó su propio partido, Avanzada Progresista y lo inscribió dentro de la MUD. Esa jugada le permitió ser el candidato a la Gobernación con el apoyo de los partidos de la unidad, y fue así como terminó siendo reelecto con un total de 347.896 votos (54.66 %) sobre su principal contendor, el chavista Luis Reyes Reyes.

Falcón fue uno de los tres gobernadores electos con la tarjeta de la MUD en 2012. Junto a él también ganaron Henrique Capriles Radonski en Miranda y Liborio Garulla en Amazonas. Pero tan pronto como el Psuv y luego la MUD le quitaron el apoyo a Falcón, quedó demostrado que su liderazgo era de papel. En 2017 se le acabaran los votos y después de haber estado 17 años manejando el poder en el estado Lara, fue derrotado por la candidata oficialista Carmen Meléndez.

Tras los resultados electorales de 2017, y con la certeza de que el Psuv iba por su cabeza, reactivando investigaciones que están en manos de la Contraloría General de la República, lo cual suponía la posibilidad de ser “inhabilitado políticamente”, Falcón suscribió un acuerdo de no agresión con el madurismo. Reconoció el triunfo de la candidata del Psuv, Carmen Meléndez, con un total de 444 mil 976 votos, expresados en 57.65 % y se conformó con los 315 mil 907 votos (49,93%) que le asignó el CNE presidido por la inefable Tibisay Lucena.

El acuerdo entre Falcón y el madurismo quedó demostrado luego que el ex gobernador de Lara declaró que la victoria de Meléndez había sido limpia y que en el proceso electoral que se había llevado a cabo en ese estado no había habido trampa. La declaración de Falcón cayó como un balde de agua fría en las filas opositoras, por cuanto la mayoría de los partidos de la MUD (salvo Acción Democrática que había ganado 4 gobernaciones) habían declarado que el proceso electoral regional había sido un fraude.

Lo extraño, es que el 15 de octubre de 2017, día de las elecciones, el candidato a la reelección para la gobernación de Lara, Henri Falcón, denunció que se habían presentado irregularidades en los centros de votación de la entidad. Según Falcón, los colectivos paramilitares, impidieron la participación de testigos; también denunció que hubo recintos (centros electorales) que para las 8:00 pm todavía estaban recibiendo electores que fueron llevados por el oficialismo.

El día de las elecciones regionales, en su cuenta de Twitter, un desesperado Henri Falcón escribió: “A esta hora denunciamos que hay centros donde funcionarios de la GNB, CNE y Psuv se niegan a cerrar. Hay gente llegando a esta hora a votar en centros controlados por la GNB”.

Al día siguiente, 16 de octubre de 2017, Falcón era otra persona. Ya no recordaba las irregularidades que había denunciado el día anterior: “Uno va a una elección a ganar o a perder (…) y responsablemente digo, nosotros perdimos, así de sencillo y eso hay que aceptarlo”.

Estoy convencido de que la misma noche del 15 de octubre de 2017, Falcón firmó un pacto con el oficialismo. Prueba inequívoca de que hubo un acuerdo entre Maduro, Meléndez y Falcón, es que la nueva gobernadora asumió el cargo y jamás emitió declaración alguna contra el ex mandatario regional, ni habló de una auditoría en las cuentas de la gobernación, ni acusó a los aliados del fundador de Avanzada Progresista de algún hecho irregular durante los 8 años que éste estuvo al frente de la gobernación.

Llamó poderosamente la atención, por ejemplo, que la gobernadora Carmen Meléndez no haya dicho nada sobre la acusación que hizo hace un par de años atrás la presidenta de la hidrológica del estado Lara (Hidrolara), Sabrina Salvatrice, quien anunció que solicitaría a la Contraloría General de la República y a otras instancias del Estado investigar la gestión del exgobernador Henri Falcón, por los manejos de recursos en esa empresa administradora del servicio de agua potable.

También resulta curioso que Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Carmen Meléndez no hayan dicho nada sobre Transbarca, una de las obras más controversiales y polémicas de Henri Falcón. El chanchullo de Transbarca parece haber sido tan grande que hasta el Presidente Chávez pidió a la contraloría investigar a Falcón por presuntas irregularidades en el proyecto. En 2013, Nicolás Maduro acusó a Falcón de convertir Transbarca en un “elefante blanco”. Resulta por lo menos curioso que desde 2013, Maduro no haya vuelto a mencionar ese caso.

Falcón también tiene una averiguación abierta en el Consejo Nacional Electoral (CNE) por “divulgación de encuestas electorales fuera del lapso establecido en las normas que regulan la campaña electoral”. Esa investigación también abarca a tres periódicos de Lara: El Impulso, El Informador y La Prensa. Pero como Falcón reconoció su derrota en 2017 y declaró que la elección había sido limpia y transparente, es probable que esa investigación haya sido engavetada o tirada al camión de la basura.

Tras haber salido de la gobernación de Lara, Falcón montó su comando de campaña presidencial y trazó una estrategia: había que abandonar el barco del socialismo del siglo XXI, dejar que se hunda el submarino de la MUD y crear una nueva plataforma política que se ubique en el centro. Falcón, quien entre 1999 y 2010, siempre se definió como “socialista, bolivariano y revolucionario” ofreció declaraciones a la Revista Semana de Colombia, el 12 de diciembre de 2017, en su rol de pre candidato presidencial, en las que indicó: “El modelo socialista representa la miseria, la pobreza y el hambre”.

FALCON: EL AMIGO DE MADURO

No tengo como probarlo, pero no hace falta ser Sherlock Holmes, para llegar a la conclusión de que Henri Falcón tiene un acuerdo secreto con Nicolás Maduro y que, por tanto, su participación en los comicios ilegales e inconstitucionales del venidero 20 de mayo de 2018 ha sido concertada entre ambas partes. Es una simple operación matemática: Maduro necesita a Falcón y Falcón necesita a Maduro. Esas declaraciones rimbombantes del ex gobernador Lara contra el ex chofer del Metro de Caracas son parte del acuerdo y del libreto.

Al igual que lo hicieron y lo siguen haciendo algunos dirigentes de la MUD, la “oposición” de Falcón hacia la gestión de Maduro es puro discurso, simples latiguillos, calculados y pre elaborados slóganes de campaña y, por lo tanto, nunca irán más allá de un mensaje de 140 a 180 caracteres en Twitter.

Para demostrar mi teoría, he aquí algunas pruebas:

1) El 18 de octubre de 2017: Maduro informó que le gustaría que Henri Falcón se incorporara como funcionario del Gobierno. Maduro dijo que Falcón “podría ser embajador en la República de Colombia, eso es lo que estamos hablando”.

2) 21-09-2017: Maduro aseguró que el gobernador de Lara Henri Falcón es su “amigo personal y fue uno de los promotores del diálogo en República Dominicana”.

3) Maduro dijo que “entre gobierno y oposición se han llevado a cabo más de 100 reuniones hubo y uno de los resultados más positivos es la inscripción de candidatos para las regionales, donde uno de los promotores fue Henri Falcón”. Maduro agradeció a Falcón por convencer a la Mesa la Unidad Democrática de inscribir sus candidatos.

4) El 25 de octubre de 2017: Henri Falcón, arremetió contra Henrique Capriles para complacer a Maduro: dijo que no sabía que sería de Venezuela si una persona como el dirigente opositor Henrique Capriles Radonski llevara las riendas del país”. En 2013, Falcón fue jefe de campaña de Capriles.

5) El 20 de noviembre de 2017 Falcón dijo que “fue un error declarar desde la Asamblea Nacional (AN) el abandono del cargo de Nicolás Maduro”.

6) En diciembre de 2017, Falcón repudió las amenazas contra el pueblo venezolano por parte del presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, quien planteó la posibilidad de ejecutar maniobras militares contra Venezuela. Pero nunca ha dicho nada contra la invasión cubana, rusa, china y de organizaciones como Hezbollah, Farc y ELN que desde hace años destruyen a este país.

Falcón sabe que va a perder el 20 de mayo. Pero eso no le importa. Al ex gobernador de Lara sólo le importa lo que le dice su calculadora política. Después de ese día, el único partido que quedará vivo, supuestamente, será Avanzada Progresista. Todos los demás partidos de oposición serán eliminados por no participar en esos comicios.

Los únicos concejales y diputados regionales distintos al Psuv y Somos Venezuela que quedarán después del 20 de mayo, probablemente también serán de Avanzada Progresista. Y el único “líder” de la nueva oposición que surgirá después del fraude del 20 de mayo, y que se adaptará a los requerimientos de Maduro, será Henri Falcón.

A Falcón no le importa lo que ocurra después del 20 de mayo con 30 millones de venezolanos, 90% de los cuales se está muriendo de hambre gracias a Maduro y su revolución. A Falcón sólo le importa Falcón.

San Cristóbal, 4 de marzo de 2018