Revolución Animal, por Alejandro Parra

thumbnailcolaboradores-190x1301

Desde hace un par de años periodistas, grupos de opinión, ecologistas, grupos de apoyo y protección de animales, fundaciones, entre otros hemos mostrado preocupación por las espantosas condiciones en las que en tiempos de revolución socialista han convertido el Parque Sur o denominado hoy Parque Metropolitano del Zulia, ubicado el municipio San Francisco del Zulia, área metropolitana de la ciudad de Maracaibo y vía al municipio La Cañada de Urdaneta. Espacio público que por muchos años fue un lugar de encuentro para las familias, escuelas e instituciones. Es importante destacar que hoy estos espacios están en ruinas, la falta de mantenimiento lo convierte para la preocupación de todos en un cementerio de especies animales que son reserva animal y patrimonio de los Zulianos y venezolanos. Da dolor ver morir de hambre a esos animales, como da dolor ver morir de mengua al pueblo en general.

La Fiscalía Superior del estado Zulia se pronuncio ante la denuncia formal efectuada por grupos de periodistas y ecologistas Zulianos. Y ordeno inspección en conjunto con autoridades de la Defensoría del Pueblo, Imparques y el Ministerio de Ecosocialismo y Agua para constatar en situ estado real de lo denunciado. Hemos podido investigar que se han sacrificado animales para dar de comer a otros, es una complicidad y una aberración negar políticamente el deterioro y condiciones en las cuales habitan las más de 100 animales que aún permanecen allí en cautiverio.

El Parque Sur Zoológico de la ciudad fue fundado hace 45 años es obligación del gobierno regional del estado Zulia y alcaldía del municipal de San Francisco su administración y correcto funcionamiento, tras ser sacada en 2008 a Empresas Polar de su participación solidaria de dichas instalaciones. Este espacio cuenta con 90 hectáreas de exhibición y 100 animales y más de 300 especies, entre ellas destacan felinos como leones, tigres, jaguares, cunaguaros y pumas, así como una pareja del cóndor andino, ave que está considerada amenaza por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que también se alimenta de carne como los felinos.

Si bien es cierto este régimen ha acabado con la capacidad de las familias de adquirir productos para su correcta alimentación, no hay medicamentos para sanar enfermos y cada vez son más complejas las condiciones de vida de la gente, podrán imaginar ustedes cómo serán las condiciones de estos animales en cautiverio en manos de quienes dicen que nuestro pueblo no pasa hambre en tiempos de revolución, que eso era antes en la 4ta. República donde el pueblo comía comida para perros. Lo cierto es que hoy en tiempos de revolución socialista del siglo XXI modelo político de herencia superior del comandante supremo, los animales del Zoológico de Maracaibo como nunca antes visto mueren por falta de alimentación y atención gubernamental. La revolución animal también ha fracasado.

Nuestra solidaridad a los empleados de dicha institución que hacen esfuerzos extraordinarios por mantener abierta las instalaciones con el poco casi nulo apoyo de los gobiernos responsables, a quienes hacemos enérgico llamado de atención.
Nuestro compromiso es seguir luchando por preservar nuestras instituciones, parques y espacios públicos que son un legado para nuestras generaciones y conquista ciudadana de la era democrática, donde el pueblo no comía perrarina, pero los animales si tenían alimentación adecuada. Buen dato para la Revolución animal.