Condenado por rociar gasolina y abrir bombona de gas para matar a su ex esposa, hijo, cuñado y suegra

ministerio publico

Ante las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fue condenado a 21 años y nueve meses de prisión Pedro Palma Sequera, por su responsabilidad en el intento de femicidio de su expareja y las heridas ocasionadas a su hijo de dos años, su exsuegra y excuñado de 16 años de edad.

Nota de Prensa MP

El incidente data del 2 de mayo de 2017 en el sector Brisas del Orinoco de Puerto Ayacucho, capital del estado Amazonas. En el juicio, las fiscalías 9ª de la mencionada jurisdicción y 47ª nacional ratificaron la acusación contra el hombre por femicidio agravado tentado y violencia física agravada contra su expareja sentimental, así como detentación de arma blanca.

Adicionalmente fue acusado por homicidio calificado tentado en contra de su hijo, el adolescente y su madre. Tras los medios de pruebas expuestos por los representantes del Ministerio Público, el Tribunal 2º de Juicio de esa entidad federal dictó la mencionada condena contra Palma, la cual cumplirá en el Destacamento N° 63 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en Puerto Ayacucho.

En horas de la madrugada del citado día, el ahora condenado se presentó en la residencia de la víctima, arrojó varias botellas contra la estructura de la morada y amenazó a quienes se encontraban en el interior.

Una vez dentro del inmueble, le ocasionó una herida en la mano a la víctima mediante un arma blanca, además que le propinó varias patadas en el rostro.

El hermano y la madre de la mujer intentaron impedir la agresión, pero Palma les lanzó otras botellas para mantenerlos al margen. En ese momento, resultó lesionado en la espalda el bebé de dos años de la pareja.

Antes de huir, roció combustible y abrió una bombona de gas dentro de la vivienda. Sin embargo, no logró la combustión del inmueble.

Posteriormente, los heridos acudieron al puesto más cercano de la GNB para realizar la denuncia de lo ocurrido. Palma fue aprehendido ese mismo día en las inmediaciones del sector y puesto a la orden del Ministerio Público.