El magistrado Alejandro Rebolledo lleva siete horas dando clase en busca de un Guinness

Afirmó Alejandro Rebolledo que la falta de seguridad ciudadana es el tema de preocupación de los venezolanos, por lo que muchos toman medidas particulares a resolver.
Afirmó Alejandro Rebolledo que la falta de seguridad ciudadana es el tema de preocupación de los venezolanos, por lo que muchos toman medidas particulares a resolver.

 

El jurista venezolano Alejandro Rebolledo comenzó este jueves a dictar la clase magistral de 24 horas sobre el crimen organizado con la que espera establecer un récord Guinness y en sus primeras seis horas no paró de hablar ni un segundo, reseña EFE.

A las 16.00 horas (21.00 GMT) se tomó un descanso de diez minutos para ir al baño y después volvió al estrado del aula del Campus Norte del Miami Dade College donde tiene lugar la prueba y retomó la lección donde la había dejado.

Rebolledo, que es magistrado del Tribunal Supremo “legítimo” de Venezuela, vive exiliado en Estados Unidos desde el pasado julio.

Según la reglas que él mismo estableció con la organización Guinness cuando decidió plantearse esta inusual manera de llamar la atención sobre la delincuencia trasnacional organizada, tiene derecho a cinco minutos de descanso por hora.

Su estrategia es ir acumulando esos minutos de descanso para en algún momento hacer una parada larga para reponer fuerzas, lo que ocurrirá, si el plan se mantiene a las 00,15 (05,15 GMT) del viernes.

Tras una siesta de 45 minutos volverá al aula y seguirá la clase, con pequeñas paradas, hasta las 13.00 (18.00 GMT), cuando terminará la prueba, a la que asiste un adjudicador de récords de la organización Guinness, con sede en Londres.

Devorah Sasha, de International Solidarity for Human Rights y organizadora de esta prueba, dijo a Efe que el mayor temor que tienen para que no se pueda cumplir el récord es que haya pocos estudiantes que asistan a la conferencia por la noche, ya que se necesitan como mínimo diez oyentes.

Para incentivar a los estudiantes, se sortean dos motocicletas, además de teléfonos celulares y tabletas.

Mientras habla va tomando sorbitos de agua y de te y cuando pone algún vídeo ilustrativo de los delitos que está tratando come pequeñas porciones de pollo o fruta.

La mayor parte del tiempo está de pie, aunque en alguna ocasión se ha sentado.

En las primeras seis horas de conferencia han asistido unas 200 personas. La asistencia ha fluctuado de un mínimo de 20 a un máximo de estudiante en alguna franja horaria, dijo Sasha.

Algunos de los estudiantes que salían de la conferencia la calificaron de “muy interesante”.

El decano de la Facultad de Justicia, Seguridad Pública y Derecho del Miami Dade College, Raimundo Socorro, dijo que el profesor Rebolledo “sabe un mundo de crimen transnacional organizado”.

“Puedo hablar de sus cualidades durante 24 horas”, bromeó.

El narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de armas y de órganos humanos, el lavado de dinero, la corrupción, el ciberdelito y la financiación del terrorismo son algunos de los temas que Rebolledo está abordando en esta clase magistral.

“Al principio eran temas muy teóricos, la introducción a la convención de las Naciones Unidas por ejemplo, pero cuando el profesor empezó a hablar de las mafias, Al Capone o el tráfico de drogas, son temas más comunes y el oído se les despertó” a los oyentes, dijo Devorah Sasha

“Los oyentes son parte del récord si se logra, por lo que vienen muy preparados porque son estudiantes de derecho y les es familiar los temas que se tratan”, agregó.

Según dijo la semana pasada a Efe, Rebolledo se preparó durante días para la clase como si se tratara de una prueba deportiva. Según dijo, se sometió a una dieta “para bajar el metabolismo” y controlar la ingesta de líquidos.

Al jurista lo que le interesa con este desafío Guinness es “llamar la atención sobre la delincuencia organizada trasnacional partiendo del tema Venezuela”, pero con un enfoque internacional.

“El crimen internacional tiene el control de Venezuela. Estoy convencido de eso desde hace muchos años, no es algo de ahora”, señala Rebolledo, quien ha sido asesor de “muchos cuerpos de Policía” en el mundo y hoy tiene en EE.UU. una consultora especializada en “riesgos operacionales, reputacionales y legales”.

El récord que Rebolledo quiere establecer es nuevo en el Guinness. Por eso, no tiene que superar a nadie, solo a su capacidad de resistencia.

EFE