William Anseume: La unidad de los factores sociales y políticos al régimen debe ser franca y absoluta

William Anseume

“Cualquier propuesta de unidad, al estilo de lo que ahora se denomina Frente Amplio, para que pueda alcanzar el éxito indispensable y deseado por la mayoría de la sociedad venezolana y del mundo preocupado por la situación del país, debe cubrir satisfactoriamente los siguientes requisitos. Primero, debe contribuir a la necesaria reconciliación nacional generando espacios para la tolerancia, la aceptación de las diferencias y el reconocimiento de los naturales desencuentros en los puntos de vista acerca de la realidad económica, social y política del país. Segundo, debe valorar el trabajo previo hecho por todos los grupos que de manera entusiasta y sincera han laborado en función de un plan político de reconstrucción nacional unitario”, indico hoy el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (APUSB), profesor William Anseume.

Agregó Anseume: “Esta nueva plataforma político-social unitaria, de compleja estructura, debe convertirse, a su vez, en una propuesta ampliamente incluyente, para dar cabida a los diversos factores disidentes dispuestos a contrariar las políticas del gobierno nacional, tanto en lo electoral, como en lo laboral, lo económico, lo social, etc. Recalcamos: cualquier esfuerzo que se llame unitario debe incluir a todos los factores opositores; de lo contrario, carecería de sentido el propósito mismo de unidad, pues ningún gesto que se traduzca en exclusión es hoy admisible. Esta alianza unitaria debe honrar el espíritu de entusiasmo y convicción por el cambio nacional generados por el estupendo acto aglutinador de voluntades disímiles escenificado en el Aula Magna de la Universidad Central, gestado por la Unidad de Acción Sindical y Gremial, de la cual la APUSB forma parte, como también lo forma nuestra Asociación hermana, la APUCV, organizadora y anfitriona con mucho lucimiento de esta maravillosa jornada, trabajo que el país entero debe reconocer”.

Por su parte, el Secretario General de la APUSB, profesor Luis Buttó, manifestó: “para el deseado éxito de cualquier gestión en procura de la libertad de país, se precisa no repetir errores que en el pasado inmediato han retardado el proceso de rescate de la democracia, procedimientos puestos en práctica que terminaron nucleando a unos grupos y dejando por fuera a otros, restando en vez de sumar, contrariando lo que cualquier sana estrategia política recomendaría. Las agrupaciones gremiales, las organizaciones de base, los partidos políticos: todo aquel que confluya en la idea de salir cuanto antes del despropósito que padecemos los venezolanos, debe ser incorporado al esfuerzo unitario que ahora se reemprende. En el caso de los partidos políticos, no se puede olvidar que son indispensables para el desempeño óptimo de la vida democrática; sólo los tiranos y los acólitos de estos niegan su importancia, pero, también hay que recalcar, como lo advirtió al país la APUSB en documento hecho público en enero pasado: “si los partidos políticos no pueden tender a la unidad de criterios, si son impotentes para materializar un entendimiento capaz de modificar en poco tiempo esta realidad, la unidad debe darse por la base trabajadora, incluso por la base trabajadora de los diferentes partidos disidentes del país para realizar en conjunto las exigencias que demanda nuestra dignidad de trabajadores y de venezolanos”.

Añadió Buttó: “llegó la hora de trabajar sin dobleces, sin juegos de máscaras, sin agendas ocultas, sin propiciar, directa o indirectamente, personalismos o banderías que pretendan, desvergonzadamente, salir sólo ellas gananciosas con los posibles resultados, tratando de minimizar o hacer invisible a quienes consideran rivales. Se requiere con urgencia obrar con absoluta honestidad, con total transparencia, en procura del levantamiento pleno de la confianza que debe reinar entre todos, confianza que se ha perdido por los dislates orgullosos y prepotentes que han caracterizado a pasadas actuaciones, las cuales resultaron inútiles, infértiles y desconsideradas para con el país porque al final, sólo han dejado a algunos partidos y sus líderes desprovistos de credibilidad o con credibilidad muy disminuida. Esto no debe repetirse. Lo señalamos siendo fieles a los planteamientos que hemos sostenido como Asociación, planteamientos que vienen cobrando fuerza en toda la sociedad venezolana. En definitiva: reconciliación nacional; unidad verdadera de factores alternativos; inclusión absoluta; construcción de la confianza que nos permita, cuanto antes, arribar a un cambio democrático de gobierno que conduzca a la transición en paz y con libertad”.