Organización Trump anuncia acciones legales por disputa sobre hotel en Panamá

El nombre de Trump fue retirado el pasado 5 de marzo del letrero principal del hotel, situado en un sector exclusivo de Ciudad de Panamá. EFE
El nombre de Trump fue retirado el pasado 5 de marzo del letrero principal del hotel, situado en un sector exclusivo de Ciudad de Panamá. EFE

La organización Trump presentará acciones legales por el cambio de nombre de un hotel de lujo que administraba en Panamá, donde mantiene un complejo litigio con el nuevo dueño que retiró el apellido del presidente estadounidense de la fachada del inmueble.

“En vista de las irregularidades cometidas por el administrador judicial”, la organización Trump presentará “acciones legales que buscarán no solo restablecer el nombre Trump en el hotel sino también garantizar (resarcir) los perjuicios que estos actos abusivos e ilegales están causando”.

El nombre de Trump fue retirado el pasado 5 de marzo del letrero principal del hotel, situado en un sector exclusivo de Ciudad de Panamá.

Poco antes, el empresario chipriota Orestes Fintiklis, propietario del Trump Ocean Club International Hotel and Tower, dijo que autoridades judiciales panameñas le habrían dado la razón para expulsar a la organización Trump de la administración del hotel.

La empresa de Trump negó que existiera alguna orden judicial en ese sentido, aunque sí reconoció que una autoridad judicial administra el hotel mientras se soluciona la disputa.

El empresario chipriota pretende cambiar el nombre del hotel a “The Bahía Grand Panamá”, y permite hacer reservaciones en el sitio de internet thebahiagrand.com.

“El antiguo Trump Ocean Club Hotel, operará bajo el nombre de The Bahia Grand Panama, el cual no está afiliado a la marca Trump desde el 5 de marzo de 2018”, dice un comunicado de Ithaca Capital Investments, de Fintiklis.

Agrega que el hotel “cuenta con una nueva administración, cuyo principal objetivo es salvaguardar los intereses de los 240 colaboradores y de los propietarios de las unidades hoteleras, honrar todos los compromisos previos y futuros con clientes y proveedores”.

La torre con forma de vela de navegación es el primer hotel que el magnate estadounidense levantó en América Latina y el mismo Trump lo inauguró en 2011 junto al entonces mandatario panameño, Ricardo Martínelli, actualmente detenido en Miami.

El inmueble de 72 pisos y más de 1.000 habitaciones incluye apartamentos, casino, tiendas, spa y una pequeña playa privada.

El hotel y la mayoría de apartamentos fueron vendidos el año pasado a Fintiklis, gerente de la compañía Ithaca Capital Partners, con sede en Miami.

Como parte del acuerdo de venta, los Trump seguirían administrando el hotel, pero tras desavenencias que han terminado en tribunales estadounidenses, el nuevo dueño ha tratado de expulsar a la organización Trump del control del edificio.

La disputa será mediada por la Cámara Internacional de Comercio.

La organización Trump advirtió en el comunicado que los “daños y perjuicios” causados por el empresario chipriota “serán resarcidos” por fianzas de compañías aseguradoras “que ha presentado el señor Orestes Fintiklis”.

Trump Hotels llegó a acusar a Fintiklis y a su equipo de utilizar tácticas “del estilo de la mafia” para controlar el edificio.

La Torre Trump, con 284 metros de altura y un costo de 430 millones de dólares, fue presentada en su momento como el edificio más alto de América Latina.

AFP