Médico Enrique Montbrun: Lo que sucede no es crisis humanitaria, sino una emergencia de salud compleja

Médico venezolano Enrique Montbrun - Foto: Rafael Briceño - Contrapunto
Médico venezolano Enrique Montbrun – Foto: Rafael Briceño – Contrapunto

 

El médico venezolano, Enrique Montbrun, cuestiona la imposibilidad del gobierno y oposición de no llegar a un acuerdo en materia de salud, opina que lo que sucede no es crisis humanitaria, sino una emergencia de salud compleja.

Como reseña Contrapunto, este médico venezolano sabe mucho de emergencias, y no solo de las nacionales como El Caracazo o los alzamientos militares del año 1992, sino de las que sorteó Cuba en 1989 y 1990. De ese tiempo en tierra cubana recuerda suturar heridas con hilo Elefante, o preparar el campo quirúrgico con papel de periódico esterilizado.

En 58 años sus ojos han visto mucho, y también vieron demasiado en el año 2017, cuando -como director de Salud del municipio Baruta- le tocó atender a los manifestantes y constatar los patrones de la represión policial.

“No puedes mezclar salud con política, jamás”, enfatiza Montbrun. Cuestionador del manejo que ha hecho el Gobierno de la crisis de salud, pero también de cómo ha actuado la oposición, este médico -sobrino de otro ilustre médico venezolano llamado Francisco Montbrun- pide sacar la política de este debate. “La crisis de salud debe desterrarse de la agenda política de Gobierno y oposición”, insiste el especialista en entrevista con Contrapunto.

“Estudié medicina porque desde pequeño vivo en el mundo médico y siempre quise ayudar y servir a la gente. Mi tío era catedrático de medicina y mi papá estuvo ligado a la parte gremial. Así me enamoré de la medicina”, confiesa. Tiene “un pocote de años” como médico (las cuentas dan, por lo menos, 35 años).

Además de operar “como sea” para no dejar a los pacientes en una cola eterna, Montbrun trabaja en el hospital y ahora enseña a trabajar en medicina de desastres y emergencias complejas. Por eso, tiene todos los elementos para afirmar que en Venezuela no hay una crisis humanitaria, sino una emergencia de salud compleja, compuesta por varios factores.

Indica que la salud necesita un contexto político, social y económico, explica, y en este momento “hay un deterioro económico y social importante”. Si antes se invertía poco en el sector, ahora menos. Hay, también “una crisis política, y los actores no logran acordar nada”.

Tampoco están claros los lineamientos para salud: el plan de la patria “es un documento de intención que no tiene líneas claras de actuación y que solo contempla 100% Barrio Adentro como alternativa”. El Gobierno cometió el error “de no resolver el débito que tiene” con el sector y “privilegió la atención primaria” en la creencia de que así resolvería el problema.

El sistema de salud “está en colapso, porque tiene muchos actores, y la Quinta República no resuelve el problema de la Cuarta República” en cuanto a la rectoría de las políticas. Encima, los procesos de descentralización fueron revertidos.

El otro problema “es que el sistema de salud tiene un déficit de insumos: la escasez llega a 90%”, que cabalga sobre la ausencia de mantenimiento correctivo y preventivo.

Para seguir leyendo, haga clic aquí.