Querían una familia numerosa…estos padres de tres hijos acaban de tener sextillizos

(Foto Facebook)
(Foto Facebook)

 

El sueño de Eric y Courtney tras casarse era tener muchos hijos. Empezaron teniendo tres, en diferentes años, y la sorpresa llegó cuando su esperanza de aumentar la familia pendía de un hilo, publica tuotrodiario.hola.com .

Rivers, Rayne, Rawlings, Blu, Tag y Layke son los nombres de los sixtillizos que nacieron en diciembre en el seno de la familia formada por Courtney y Eric Waldrop, que se casaron en 2004. Ambos siempre soñaron con tener muchos hijos y lo lograron. Después de algunas pérdidas fueron naciendo sus tres primeros hijos hasta que llegaron los sextillizos gracias a un tratamiento de fertilidad al que se sometió Courtney, aunque al principio tuvieron que tener especial cuidado con los pequeños ya que nacieron con menos de 30 semanas de gestación en Alabama.

Al enterarse de su embarazo múltiple Courtney se asustó y, tal y como recoge People, sus primeros pensamientos fueron sobre “cómo iba a tener seis niños con éxito sin que algo les sucediera a ellos o a mí… No sabíamos qué hacer o pensar”, reconocía. Los médicos les advirtieron de los riesgos que tenía un embarazo de estas características. Eran muchos los problemas que podían presentarse a lo largo de este periodo y les hablaron, incluso, de la posibilidad de hacer una reducción selectiva para aumentar las probabilidades de que los bebés pudiesen salir adelante.

 

sixtillizoss-a

sixtillizosssFB-a

sixtillizossssFB-a

 

A pesar de todas las recomendaciones optaron por continuar con el embarazo. La pareja reconoce que tiene una fe muy sólida y fue lo que les hizo tomar esta decisión. Ahora los seis bebés están en casa y se han hecho un reportaje fotográfico con ellos. Para ello han contado con la colaboración de Ashley, de ‘Ashley Sargent Photography’, y en las adorables imágenes todos los pequeños aparecen juntos envueltos en toallas de colores rojo, naranja, amarillo, verde, azul y morado.

Ashley, en declaraciones al diario británico Independent, apuntaba que había planeado todo con Courtney desde hacía tiempo, por lo que “estar allí y tener a los bebés en mis brazos fue increíble”. Y añadía que son muy naturales porque “desde el momento en que envolví al primer bebé hasta mi última toma, nos llevó alrededor de tres horas, lo que es asombroso”.

En la página de Facebook que Courtney y Eric han creado para contar su experiencia se pueden ver imágenes de los nueve. Junto a una de ellas describen la emoción que les supone verse así, ya en casa. Y recuerdan lo mucho que Dios les ha bendecido.