Nelson A. Pérez: El peso cubano y el petro venezolano

nelsonperez

 

El régimen cubano implementó a partir de 1994 una doble moneda nacional, el CUP (peso cubano) y el CUC (peso cubano convertible). El dólar como divisa de circulación nacional se circunscribió estrictamente a las transacciones del Estado. Es decir, el CUP es la moneda nacional o signo monetario con el que el cubano de a pie (que es la gran mayoría) compran mercancías en los establecimientos cubanos. El CUC es la moneda cubana convertible en divisas, es utilizada, fundamentalmente, por los turistas en establecimientos para turistas. Un CUC equivale a un dólar estadounidense. Con un CUC compras 25 CUP. Si vas a comprar CUC con dólares americanos te descuentan un 10% el resto de las divisas no.

En este sentido la sociedad cubana desde el punto de vista mercantil está dividida en dos. El pueblo en general que no tiene acceso masivo a los CUC y por lo tanto tampoco a la divisa, compra necesariamente lo poco que le oferta el Estado en pesos cubanos los CUP. Los turistas e inversionistas  transan con el CUC moneda convertible. Ante esta dualidad monetaria existe, por supuesto, el mercado negro de divisas.

Algo parecido implementa el régimen de Maduro en Venezuela. El petro será la moneda convertible para turistas e inversionistas extranjeros. Las divisas, como tal, serán de exclusivo manejo del Estado. El bolívar (inexistente por ahora) será la moneda del venezolano de a pie, que servirá casi exclusivamente para comprar las bolsas clap a través del carnet de la patria y lo poco que consigan en tiendas y comercios.

El régimen cubano implemento la doble moneda para captar divisas, fundamentalmente, del turismo que representa la actividad económica más generadora de divisas, las remesas pasan por el filtro de los CUC. El régimen de maduro implementa el petro, fundamentalmente,  para la inversión con sus aliados, las importaciones masivas de alimentos y medicinas que monopoliza el régimen, el lavado de dólares y el narco estado.

Los CUC cubanos equivales a un dólar estadounidense por imposición del régimen. El petro equivale al precio de un barril de petróleo también por imposición del régimen madurista.

Los CUC tienen un anclaje monetario igual a un dólar americano, una divisa fuerte, equivalente universal de todas las divisas del mundo. El petro ancla su precio en el petróleo venezolano, con una industria petrolera en franca caída productiva y financiera con un país al borde de la crisis humanitaria.

Los inventores de la criptomoneda fundamentan su fortaleza, esencialmente, en la iniciativa individual y el grado de confianza y credibilidad de los individuos en la seguridad de las transacciones, es decir, alejada de las maniobras de los gobiernos y grandes corporaciones empresariales, bolsas de valores, etc. Es una relación biunívoca entre compradores y vendedores utilizando plataformas digitales encriptadas, a semejanza del mercado perfecto descrito por Adams Smith y David Ricardo como modelo económico para justificar la economía de mercado.

Un turista o persona de negocio que va a Cuba, cuenta con una paridad cambiaria estable. Permitiéndole divertirse y/o negociar conociendo, de ante mano, la paridad cambiaria de su moneda con respecto al CUC cubano al momento de transar.

Un turista o inversionista que venga a Venezuela tendrá la incertidumbre a la hora de transar su divisa con respecto al petro, pues desconocerá al instante de la compra-venta, cual es el valor del barril de petróleo venezolano en el mercado internacional y a que tasa de descuento  comprará el petro en función del precio que tenga la criptomoneda en el mercado virtual. Sobre todo cuando la credibilidad de la industria petrolera venezolana esta en pico de zamuro. Lugo habrá una gran incertidumbre en el cruce de la curva de oferta y demanda al momento de negociar, que generará un rango de indecisión propicio para la especulación en los precios de bienes y/o servicios a tranzar.

El pueblo de a pie no tendrá acceso a al petro como demagógicamente lo señala maduro. Acceder a cualquier críptomoneda requiere de recursos financieros y un conocimiento mínimo de la tecnología encriptada  a la que el pueblo no tiene acceso.

Esa tendencia enfermiza que tiene el régimen de Maduro de negar y obstaculizar todo lo que huele a capitalismo, menos las trampas, corrupción y narcotráfico, lo hacen inventar cosas que rayan en la demencia.

Econ. Nelson A. Pérez Valdivieso.

Miembro del Secretariado Nacional de Movimiento Progresista de Venezuela. MPV.

nelsonapv1948@hotmail.com

@nelsonperezv