Paparoni a El Aissami: Una mata de café tarda tres años en dar cosecha

WhatsApp Image 2018-03-12 at 4.37.07 PM

 

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Mérida, Carlos Paparoni, calificó de “ridiculas” las declaraciones del vicepresidente Ejecutivo Tareck El Aissami, de este viernes en las que informó que el Gobierno nacional dejará de importar alimentos y se enviarían esos recursos para aumentar la producción local.

Nota de Prensa

“Por ejemplo, dicen que no van a traer más café, que van a destinar un dinero, que no sabemos ni cuánto es, para que en seis meses se produzca café suficiente para cubrir la demanda nacional. Una mata de café tarda tres años en dar cosecha. Primero no hay suficientes matas de café sembradas en Venezuela y segundo, en seis meses jamás se podrá cubrir el 100% de la demanda, el año pasado llegamos solo al 18%,” explicó el parlamentario.

“Lo mismo ocurre con el maíz. El año pasado nuestra producción cayó justamente por falta de insumos agrícolas. ¿Cómo harán entonces los productores para conseguir las semillas, los abonos, los agroquímicos, etc? Sino los importamos no podemos producir maíz. Entonces, ¿cuánto va a costar la arepa para un venezolano si la materia prima tiene que importarse a dólar paralelo?”

Paparoni denunció que está apunto de arrancar el ciclo de siembra más importante del año y que el gobierno solo ha distribuido 314 mil toneladas de abono, cuando se necesitan tres millones de toneladas de abono mínimo para poder cosechar rubros como el maíz y el arroz, “lo que nos hace dependientes de las importaciones hasta que se invierta en semillas, insumos agrícolas y maquinaria y se eleve la producción nacional.”

“Esto demuestra dos cosas. Lo primero es que el Gobierno desconoce completamente la materia agroalimentaria de Venezuela y que sus miembros seguirán mintiéndole al país mientras los verdaderos problemas de hambre, pobreza, inseguridad, corrupción siguen acabando con la vida de los venezolanos,” dijo el parlamentario.

El diputado Carlos Paparoni reiteró que la solución a la crisis del hambre comienza por aceptar la ayuda humanitaria y la cooperación internacional mientras se regulan los niveles de producción en el país que tienen la capacidad de satisfacer hasta más del 70% de la demanda nacional. “Si hoy tuviéramos todos los insumos agrícolas necesarios para producir en el país, antes de que comience el ciclo de siembra, no veríamos solución en menos de 8 meses. Lo que nos hace lamentablemente dependientes de la cooperación internacional y la ayuda humanitaria”, explicó el dirigente de Primero Justicia.