Una joven se sacó los ojos para que las personas pudieran “acercarse a Dios”

Facebook Katy Tompkins
Facebook Katy Tompkins

 

 

Los efectos de las drogas causaron que Kaylee Muthart, una joven de 20 años se sacara los ojos, ante la mirada horrorizada de sus vecinos en Carolina del Sur (Estados Unidos), todo para hacer un sacrificio que permitiera a las personas acercarse a Dios, reseña RCN.

El hecho ocurrió en febrero a la salida de una iglesia: Kaylee estaba bajo efectos de metanfetamina y aunque intentaron detenerla, desafortunadamente lo peor ya había pasado.

De inmediato fue trasladada a un hospital cercano pero solo pudieron limpiar sus cavidades oculares para evitar una infección, pues quedó completamente ciega.

Su madre, Katy Tompkins, le explicó a la revista People que la adicción comenzó hace seis meses y el día del episodio fatídico, al parecer la mezcló con otro químico, lo que provocó sus alucinaciones.

“Fue una lucha, ni siquiera puedo explicar esa sensación cuando me enteré, fue horrible. Mi hija asegura que ese día vio que el mundo estaba ‘boca abajo’, y una voz le indicó que debía ‘sacrificar sus ojos’ para que todo regresara a la normalidad. Ella creía que todas las personas que habían muerto estaban atrapadas en sus tumbas, y que Dios estaba muy solo en el cielo y que hacía falta un sacrificio importante para permitir que las personas llegaran a él”, confesó Tompkins.