Por crisis eléctrica han muerto cuatro personas en el estado Táchira

Foto: @LaGacetaCriolla
Foto: @LaGacetaCriolla

 

La gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, indicó que los centros de salud del estado han resultado afectados por los constantes cortes de energía eléctrica, publica el Diario Los Andes.

En el Hospital Padre Justo de Rubio, en el municipio Junín, las consecuencias han sido mortales, pues la batería de la planta eléctrica se quemó y ese repuesto no se consigue en el estado.

Informó la gobernadora del Táchira, que un bebé de cuatro meses ingresó al hospital con problemas respiratorios y al no poder encender los equipos necesarios, murió. Además del infante, un hombre de 74 años falleció también por la misma razón, pues al momento de necesitar ser reanimado, no fue posible.

“En todos los casos las enfermedades se han impuesto, en otras circunstancias la atención médica hubiese sido distinta teniendo los equipos funcionando para salvar la vida de estos pacientes que colapsaron en sus condición de vida” detalló Gómez.

Mientras tanto, en la zona sur del Táchira, una joven de 25 años con leucemia que se encontraba en el ambulatorio de El Piñal, municipio Fernández Feo, murió luego de sufrir un paro cardiaco y no pudo ser reanimada por los médicos tratantes.

Otro de los problemas que se evidencia con la emergencia eléctrica es la falta de combustible para las plantas que hay en los centros de salud, pues la mayoría de ellas no están diseñadas para trabajar hasta 14 horas. “Pasamos horas buscando el gasoil necesario para mantener operativas las plantas el mayor tiempo posible, pero ese es un problema mayor porque no tenemos cómo conseguirlo ni adquirirlo, por eso el llamado a las autoridades es que se garantice el combustible a los centros de salud”, aseveró.

De igual manera, Ildemaro Pacheco, gerente general de la Corporación de Salud, indicó que en los ambulatorios rurales los médicos y el personal ha debido atender los partos con la luz de los celulares pues al cabo de tantas horas sin luz y con las plantas ya apagadas, es el único plan de contingencia que han logrado aplicar quienes se encuentran en los centros de asistencia.