Refuerzan seguridad en área de animales del Parque del Este

Parque Francisco de Miranda, lugar donde se encuentran las Nuprias están bastante custodiadas por los vigilantes del parque. (Foto:Venancio Alczares / extraída de El Universal)
Parque Francisco de Miranda, lugar donde se encuentran las Nuprias (Foto: Venancio Alczares / extraída de El Universal)

 

A raíz del incidente ocurrido el pasado domingo, cuando la nutria Calíope se salió de su exhibición y lesionó a un visitante en el parque Generalísimo Francisco de Miranda, ayer se decidió reforzar la seguridad en esta área.

Por Migdalis Cañizalez / El Universal

De acuerdo con la versión que maneja Marlene Sifontes, miembro del Sindicato Único de Empleados Públicos del Instituto Nacional de Parques (Inparques), se habilitará una brigada ciclística para la seguridad en el área destinada a los animales.

“Tenemos información que la Gobernación de Miranda habilitará una brigada ciclista para la seguridad en el parque. Esperamos que sea permanente y no solo una reacción por lo ocurrido el pasado domingo”, dijo Sifontes.

Según alerta, uno de los problemas que tiene el parque actualmente es la carencia de personal especializado para el cuidado de la fauna. Desde 2016, cuando salió jubilada la doctora que estaba en ese cargo no han contratado más personal con ese perfil. Detalló que en el parque hay unos 20 hombres que se encargan de los animales, pero no con la experiencia que pueda tener un especialista en el área y carecen de equipos. Admitió que con esta nueva administración de Inparques, a cargo de Jorge Alejandro Medina, ha mejorado la alimentación de los animales tanto en el Parque del Este como en el Zoológico de Caricuao.

Sin embargo considera que hace falta tener más control de los animales. Según denunció, en el área de aves han fallecido muchas especies, en especial guacamayas y búhos.

Recuerda que en 2017 el sindicato pidió una medida cautelar ante la Fiscalía para los animales y trabajadores del Parque del Este y Zoológico de Caricuao, medida que no fue aprobada. En el documento presentado se reveló que la bacteria Salmonella y el virus altamente contagioso denominado Newcastle “pudieran estar presentes en los animales del parque y actualmente no existen los antibióticos para controlarlos ni vacunas, lo cual pone en peligro la vida de los animales. Y eso no ha cambiado”, acotó.