Rebeldes sirios en este de Gouta negocian alto el fuego con la ONU

 sirios respaldados por Turquía se reúnen en la ciudad de Afrin, en el norte de Siria, el 18 de marzo de 2018. Las fuerzas turcas y sus aliados rebeldes controlaban la ciudad de Afrin, de mayoría kurda, en el noroeste de Siria, informaron periodistas de la AFP. / AFP PHOTO / Bulent Kilic
sirios respaldados por Turquía se reúnen en la ciudad de Afrin, en el norte de Siria, el 18 de marzo de 2018. Las fuerzas turcas y sus aliados rebeldes controlaban la ciudad de Afrin, de mayoría kurda, en el noroeste de Siria, informaron periodistas de la AFP. / AFP PHOTO / Bulent Kilic

 

El principal grupo rebelde en la zona sur del este de Gouta, controlado por la oposición siria, dijo a Reuters el domingo que estaba negociando con una delegación de las Naciones Unidas un alto el fuego, el envío de ayuda humanitaria y la evacuación de casos médicos urgentes.

“Estamos comprometidos en la organización de negociaciones serias para garantizar la seguridad y la protección de los civiles”, dijo Wael Alwan, portavoz de Failaq al-Rahman en Estambul, en una grabación de voz.

“Los puntos más importantes bajo negociación son un cese de las hostilidades, asegurando que los civiles reciban ayuda y la salida de casos médicos y personas heridas que necesitan tratamiento fuera de Gouta”.

Alwan dijo que el tema de una “salida y evacuación” no estaba “sobre la mesa”.

En un asalto iniciado hace un mes, fuerzas gubernamentales han tomado parte del este de Gouta, el último gran bastión insurgente alrededor de Damasco.

Las tropas han dividido Gouta en tres zonas sitiadas, en una de las ofensivas más sangrientas de una guerra que ya dura siete años.

Varios pacientes que requieren atención médica urgente han sido evacuados del norte y en esa zona se ha recibido ya ayuda humanitaria. Esto aún no ha sucedido en el sur.

La oficina de la ONU para la coordinación de asuntos humanitarios (OCHA) dijo en un comunicado el jueves que al menos 20.000 personas han abandonado el este de Gouta la semana pasada, la mayoría de ellas procedentes del sur a través de Hammouriyeh.

El ejército sirio abrió un corredor cerca de Hammouriyeh esta semana y los civiles han estado saliendo hacia las posiciones del ejército a pie, arrastrando con ellos sus pertenencias.

La OCHA dijo que las condiciones para quienes permanecen en el este de Gouta son “calamitosas”.

“Hay alimentos limitados, con informes que indican que la ración habitual de pan para un día se consume en un período de entre una semana y 10 días, instalaciones sanitarias e higiene insuficientes para aquellos que viven en sótanos, y mayor riesgo de enfermedades contagiosas”, dijo. Reuters