Colombia espera que Venezuela reaccione ante la presencia del ELN y el EPL

Luis Carlos Villegas

 

 

Colombia ha puesto en conocimiento de las autoridades venezolanas que la guerrilla del ELN y el reducto del EPL, considerado una banda narcotraficante por el Gobierno y que actualmente sostienen un duro enfrentamiento, actúan también en la nación petrolera, por lo que espera una “gran reacción” contra ellos.

EFE

Así lo explicó en una rueda de prensa el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien comentó que han detectado una “gran movilidad” de las bandas criminales y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que operan en la región fronteriza del Catatumbo desde Venezuela.

“Hemos visto esa movilidad, abastecimiento y planeación desde territorio venezolano”, aseguró Villegas.

El EPL, una guerrilla de origen maoísta, se desmovilizó en su mayoría en 1991, si bien un pequeño grupo se negó a acatar el acuerdo de paz firmado entonces con el Gobierno colombiano y se mantuvo en armas en la zona del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, donde se han visto fuertemente involucrados en el narcotráfico.

El Catatumbo, una extensa región selvática situada en la frontera con Venezuela, es una de las zonas más convulsas de Colombia por la presencia de diferentes grupos guerrilleros, bandas criminales y narcotraficantes y es además una de las áreas con más cultivos de coca del país.

La guerrilla de las FARC también operaba en la zona pero se desmovilizó el año pasado y el espacio dejado por ese grupo al parecer es el que se disputan las demás organizaciones ilegales.

Del Catatumbo, también una de las regiones más pobres y olvidadas de Colombia, forman parte los municipios de Convención, El Carmen, El Tarra, Hacarí, La Playa, San Calixto, Sardinata, Teorama y Tibú.

Según la Policía, el enfrentamiento que sostienen actualmente el ELN y el EPL, que se ha saldado con al menos una docena de muertos y miles de personas afectadas por quedar en medio del fuego cruzado, se debe a una lucha por el control de las zonas cocaleras del Catatumbo.

En este sentido, Villegas comentó que ha puesto en conocimiento de las autoridades venezolanas esa actuación desde su territorio, por lo que esperan esa “gran reacción que permita mayor tranquilidad”.

El ministro también detalló que hay un “despliegue adicional de la fuerza pública” en el Catatumbo, con presencia especial en el corregimiento (pueblo) de San Pablo.

El pasado 14 de marzo campesinos de San Pablo, en la zona rural de Teorama, exigieron en un mensaje a los grupos armados ilegales que se retiren del perímetro urbano del caserío, después de que dos de sus habitantes fueran heridas por balas perdidas en un tiroteo al parecer entre guerrilleros frente al colegio local.

Entre las consecuencias que han generado los enfrentamientos armados están las restricciones a la movilidad de los habitantes de la zona, dificultades de acceso a bienes y servicios y el riesgo de desplazamiento.