Con desconfianza, los venezolanos buscan entender la medida de quitar ceros al bolívar

A woman looks at the almost empty shelves while she looks for groceries and goods in a supermarket in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Una mujer observa los estantes casi vacíos de un supermercado en Caracas, Venezuela Marzo 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

 

¿Cómo se le bajan tres ceros al precio de la gasolina?, es una de las preguntas que se hacían el viernes muchos venezolanos desconfiados tras las medidas de reconversión de la moneda y de emisión de nuevos billetes anunciadas por el presidente Nicolás Maduro.

Un litro de gasolina premium a seis milésimas de bolívar. Será la respuesta desde el 4 de junio y, aunque efectivamente no cambia el valor del litro de la gasolina más barata del mundo equivalente a 0,01 dólares al tipo de cambio oficial, dudas como esa llenan las redes sociales en el país petrolero sudamericano.

Y surgen coincidencias como que esas medidas son “puro maquillaje” y no resuelven el grave problema de hiperinflación que ha derivado en la escasez de efectivo para las transacciones diarias en un país en recesión y con un poder adquisitivo cada vez más golpeado.

“No veo como una solución quitar los ceros, es puro maquillaje”, dijo a Reuters Alejandro Espinoza, de 67 años, un vendedor de vallas publicitarias mientras caminaba a una reunión de trabajo.

Maduro anunció el jueves en la noche la eliminación de tres ceros al bolívar y una nueva familia de monedas -de 50 céntimos y un bolívar- y de billetes -desde dos hasta 500 bolívares- y dijo que entrarán en circulación desde el 4 de junio, dos semanas después de unos cuestionados comicios presidenciales en los que aspira ganar la reelección.

Al hacer el anuncio explicó que la decisión garantizará las actividades comerciales y monetarias en el país. ¡Defenderemos nuestro Bolívar!”, enfatizó el mandatario, quien dice que su gobierno es víctima de una guerra económica orquestada desde el exterior que busca sacarlo del poder y hundir al país.

La oposición lo acusa de dirigir mal a una de las economías que llegó a ser una de las más fuertes de América Latina y que tiene las mayores reservas de crudo pesado del mundo, y de la cual ahora huyen los venezolanos hacia otros países en busca de una mejor calidad de vida y cierran empresas casi a diario.

“Un Gobierno autoritario hace todo lo que le da la gana. Esto no va a parar la inflación”, dijo a Reuters José Vásquez, de 46 años, un vendedor ambulante de café en la salida de una estación del metro en el este de Caracas.

Al término del 2017, el Banco Central aumentó el volumen de billetes en un 14 por ciento, menos de la mitad que un año antes y una cantidad insuficiente cuando la inflación anual alcanzó 2.616 por ciento por primera vez en la historia, según una medición del Congreso opositor y única data disponible.

Analistas afirmaron que la reconversión monetaria es una medida aislada que no atiende la hiperinflación, que para ser detenida requiere de un plan amplio de reformas económicas.

“Es una medida cosmética, que no va al problema de fondo”, dijo a Reuters el economista y director de Econalítica, Asdrúbal Oliveros. “Es un ganar algo de tiempo, al cabo de pocos meses vas a tener que seguir emitiendo nuevos billetes o decidir quitarle más ceros a la moneda”, agregó.

Reuters

A street vendor counts bolivar notes as he waits for clients in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
A street vendor counts bolivar notes as he waits for clients in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
A street vendor holds a stack of bolivar notes as he waits for clients in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
A street vendor holds a stack of bolivar notes as he waits for clients in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
A street vendor holds a stack of bolivar notes as people buy groceries in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
A street vendor holds a stack of bolivar notes as people buy groceries in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
A street vendor holds a stack of bolivar notes as he waits for clients in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
A street vendor holds a stack of bolivar notes as he waits for clients in Caracas, Venezuela March 23, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins