Condenan a ocho años de prisión a mujer que congelaba a sus bebes recién nacidos

Advocate general Xavier Chavigne poses at the courthouse, on March 19, 2018 in Bordeaux, prior to a hearing of the trial of Ramona Canete, accused of the murder of five of her own new-born babies. The trial of Ramona Canete, 38, who faces life imprisonment if convicted, began in Bordeaux on Monday, almost three years to the day after the bodies were found in the nearby village of Louchats. / AFP PHOTO / MEHDI FEDOUACH / ?The erroneous mention[s] appearing in the metadata of this photo by MEHDI FEDOUACH has been modified in AFP systems in the following manner: [Xavier Chavigne] instead of [Vincent Chavigne]. Please immediately remove the erroneous mention[s] from all your online services and delete it (them) from your servers. If you have been authorized by AFP to distribute it (them) to third parties, please ensure that the same actions are carried out by them. Failure to promptly comply with these instructions will entail liability on your part for any continued or post notification usage. Therefore we thank you very much for all your attention and prompt action. We are sorry for the inconvenience this notification may cause and remain at your disposal for any further information you may require.?

 

Ramona Canete, una madre francesa de 37 años, fue condenada hoy a ocho años de prisión por haber asesinado a cinco de sus recién nacidos entre 2009 y 2015, según la sentencia pronunciada por el Tribunal Penal de Burdeos (suroeste del país), reseña AFP.

Una vez cumplida la condena, la madre deberá además someterse a un seguimiento sociojurídico durante cinco años y bajo mandato judicial de asistencia médica, añadió el tribunal.

El fiscal, Xavier Chavigné, había solicitado doce años de reclusión criminal contra la acusada.

En 2015, cinco bebés muertos fueron descubiertos, cuatro en un congelador y uno en una bolsa isotérmica, en el domicilio de la madre en la localidad de Louchats (suroeste de Francia), donde vivía con su marido y sus dos hijas de 17 y 19 años.

Fue una de las hijas quien dio la alerta tras encontrar el cuerpo sin vida del recién nacido en la bolsa.

Según la versión de la madre, nadie de su entorno llegó a enterarse de sus embarazos ya que llevaba “ropa muy ancha” para disimular su abultado vientre.

Canete, a pesar de haber insistido en que no se acordaba con precisión de los hechos hasta su juicio, que se inició el pasado lunes, confesó que dio a luz en secreto y dejó en el agua de su bañera a sus hijos antes de congelarlos.