Enfermos renales de Lara protestaron para exigir tratamiento de diálisis

Foto: El Impulso
Foto: El Impulso

Pacientes renales de la Unidad de Diálisis Barquisimeto, ubicada en la carrera 25 con calle 34, protestaron este jueves ante la aplicación irregular de la diálisis, según reportó El Impulso.

Por: Lorena Quintanilla Muñoz

A las 10:10 de la mañana, ante la presencia del equipo reporteril de EL IMPULSO, decidieron actuar los administradores de la unidad, indicando en voz alta “ya se les van a colocar sus tres horas de diálisis”.

“Nos prometen eso pero al final nos terminan aplicando solo dos horas”, señaló la paciente Carmen Padilla.

Y es que a esa hora no había iniciado el primer turno, el cual debe comenzar a las 6:00 de la mañana. A las 10:00 a.m. ya le correspondía al segundo grupo de pacientes.
Padilla explicó que decidieron comunicarse con el medio de comunicación en vista de que por segunda vez en la semana se revienta un tubo.

“Eso es lo que nos dicen. El jueves de la semana pasada ocurrió lo mismo y eso generó que nos aplicaran apenas dos horas de tratamiento, cuando corresponden cuatro horas por cada paciente, son 12 horas de diálisis semanales”.

LA FALTA DE AGUA AFECTA LA PLANTA QUE SE ENCUENTRA EN EL SEGUNDO PISO

Menos horas de diálisis

Al parecer en la Unidad de Diálisis Barquisimeto, donde existen 260 pacientes, no se les cancela el transporte nocturno al personal de enfermería. Anteriormente, este recurso humano trabajaba hasta las 9:00 de la noche. En el recinto los administradores alegan no tener dinero para cancelar el servicio de transporte.

“Esa situación nos restó una hora, pero actualmente ya no son tres horas sino dos debido a los diferentes problemas que presenta la Unidad de Diálisis. Nos quieren engañar como si fuésemos unos ignorantes, nos dicen que como son máquinas de alto flujo con dos o tres horas vamos a quedar bien dializados. Eso es totalmente falso. Por algo el tratamiento dialítico es de cuatro horas”.

Precisó que la denuncia se ha realizado ante diferentes instancias como la Defensoría del Pueblo, Seguro Social, Consejo Legislativo y Dirección Regional de Salud.

“Hemos denunciado todos los problemas que existen en las diferentes unidades de diálisis porque no es solamente esta, son todas, debido a la cantidad de máquinas dañadas. Incluso autoridades del Seguro Social reconocen que falta un filtro que no lo hay en Venezuela”.

LAS HORAS DE DIÁLISIS SE REDUJERON DESDE OCTUBRE DEL AÑO PASADO

Crisis en todas las unidades

Apuntó que el Seguro Social tampoco escapa a la crisis. Recientemente su unidad tenía a 42 pacientes renales a la deriva. Hay aproximadamente 20 máquinas dañadas, una sala en la que se atendían entre 8 y 9 pacientes está desincorporada. Ahora es depósito de máquinas inoperativas. Lo propio ocurre en la Unidad de Diálisis Barquisimeto, donde 120 pacientes semanales se ven afectados.

Consecuencias a la salud

La entrevistada dijo que la situación genera angustia, estrés, preocupación. Se trata de hombres y mujeres que dependen de una máquina para tener mejor calidad de vida.
“Hay pacientes que vienen de Carora, Sarare, El Tocuyo, Quíbor. Son personas que desde las 4:00 de la mañana llegan a la unidad, a duras penas consiguen para el pasaje. Ante las múltiples dificultades vienen saliendo a la 1:00 de la tarde. Y si no comen se descompensan”.

Más fallas

Librada Carreño, paciente de la Unidad, dijo que su máquina viene presentando fallas intermitentes desde hace un mes.

“De repente arranca, de repente se daña. Hoy no me garantizan la diálisis porque mi máquina presentó problemas de conductividad ayer. La salvación de uno son las diálisis tres veces a la semana y si no es así se nos sube la urea, la creatinina y ahí comenzamos a presentar uremia, se deteriora la salud. Es grave la situación”.

Insistió en los problemas con el personal de enfermería. “Quedan pocas, la mayoría se ha ido por los salarios que reciben, que no les alcanza ni para el pasaje”.

No había quien lo desconectara

Víctor González viaja desde Carora hasta la Unidad de Diálisis Barquisimeto. Asegura que no está recibiendo el tiempo completo de diálisis.

“Nos hacen la diálisis incompletas, las enfermeras se han ido por los bajos sueldos, no tenemos médicos. El sábado pasado tuve que llamar al presidente de la fundación para que hicieran algo ya que no había quien me desconectara de la máquina y ya se había cumplido mi tiempo de diálisis”.

González criticó la hora en la cual arrancaría el primer lote de pacientes (10:10 a.m.).
¿A qué hora vamos a entrar los que venimos de Carora? ¿A qué hora vamos a salir? Se preguntó el señor.

Jesús Salón, también de Carora, expresó que el tubo se dañó la tarde del miércoles, sin embargo, su conclusión es que las autoridades regionales no invierten en las Unidades de Diálisis.

“Queremos solución porque teníamos tres enfermeras por sala y ahora tenemos una. La aplicación incompleta del tratamiento me causa problemas de salud, dolor de cabeza, inestabilidad”.

Contó que al preguntarle a la directora del centro, de apellido León, sobre los problemas que se presentan en la unidad, esta responde que no sabe. “Entonces quién sabe. Queremos una solución oportuna porque es nuestra salud la que está en juego”.