Luis Parra: Mala calidad del agua pasó a constituir el primer problema ambiental en Venezuela

Foto Prensa
Foto Prensa

 
“Hoy más de 2 mil millones de personas en el mundo se ven obligadas a consumir agua sin garantías de salubridad”, con esta alarmante cifra el presidente de la Comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, Luis Parra, inició el foro Calidad del Agua, en conmemoración al Día Mundial del vital líquido.

“El 22 de marzo es una fecha dedicada a hacer conciencia sobre la importancia del agua dulce, un recurso finito y vulnerable. El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Su crisis es una de las mayores amenazas contra el avance económico, la erradicación de la pobreza, y la paz. Según Vitalis, la mala calidad del agua pasó a constituir el primer problema ambiental en Venezuela, detectándose coliformes fecales, agrotóxicos y metales pesados por encima de los niveles permitidos, violando los artículos 127 y 304 de nuestra Constitución”, aseveró Parra.

Extraordinarios ponentes disertaron sobre la calidad del recurso en el país, el empoderamiento social para actuar sobre la calidad del agua, además de los sistemas urbanos de drenaje sustentable y su aporte a la resiliencia de las ciudades, temas que acapararon la atención de los asistentes a esta actividad realizada en el salón Francisco de Miranda, sede administrativa del parlamento venezolano.

“Ante la escasez la población está acudiendo a fuentes dudosas para abastecerse de agua y esto se convierte en un problema de salud pública ya que gran parte de las enfermedades tropicales y gastrointestinales está asociada al agua. Las plantas de tratamiento funcionan mal, no usan tecnología y existe un déficit de operadores en esta área. Venezuela se ha puesto en la cola de la obligación de tratamiento de aguas servidas; actualmente somos uno de los mayores contaminantes del Mar Caribe”, indicó el doctor José María de Viana.

La actividad contó con la presencia de representantes de los gobiernos de Brasil y el Reino Unido, Parlamento Amazónico, Frente Estratégico Nacional para la Defensa del Ambiente y el Cambio Climático, alcaldías, ONG´s, ambientalistas, e Inparques.

“Los ciudadanos tienen derecho a disfrutar de agua en excelentes condiciones. Somos afectados y a la vez causantes de esas afectaciones. Estamos frente a un grave problema de gestión de este recurso, de allí la importancia de la seguridad hídrica, entender cómo podemos lograr el desarrollo haciendo uso responsable del recurso y preservando los ecosistemas tan necesarios para el planeta”, destacó la doctora Yazenia Frontado.

Los expertos coincidieron en que lamentablemente estamos muy lejos de cumplir los objetivos del milenio en esta materia.

“El costo del agua en Venezuela es muy bajo. Los drenajes prestan servicio en unas ciudades con condiciones muy distintas a la capacidad para la que fueron construidos. El cambio climático nos está obligando a pensar seriamente porque nos afecta tanto por sequía como por inundaciones, por ende los sistemas de drenajes sustentables son una opción”, explicó el doctor José Ochoa.

Parra asumió el compromiso de continuar promoviendo este tipo de iniciativas en defensa de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado como lo establece la carta magna.

 
Nota de prensa.