Lanzamiento del telescopio espacial James Webb se posterga hasta 2020

FOTO AFP
FOTO AFP

 

El lanzamiento del telescopio espacial James Webb de la NASA -el más poderoso de la historia- se ha postergado nuevamente, ahora hasta mayo de 2020, dijo el martes la agencia espacial estadounidense.

AFP

El equipo, muy esperado por la comunidad científica, está “actualmente pasando por fases finales de integración y pruebas que requerirán más tiempo para asegurar una misión exitosa”, explicó la NASA en un comunicado. El lanzamiento ya se había pospuesto antes para 2019.

“Una vez que se determine una nueva fecha precisa de lanzamiento, la NASA proporcionará una estimación de costos que podría superar los 8.000 millones de dólares inicialmente previstos”, dijo la agencia, sin dar más detalles sobre el posible costo final del proyecto.

El administrador interino de la NASA, Robert Lightfoot, calificó al telescopio como “el proyecto de mayor prioridad para la Dirección de Misión Científica de la agencia y el mayor proyecto internacional de ciencia espacial en la historia de Estados Unidos”.

Pero la perspectiva de elevar su ya alto presupuesto podría generar más dolores de cabeza.

El proyecto, un esfuerzo conjunto con las agencias espaciales europeas y canadienses, ya ha llamado la atención de los legisladores por sus crecientes costos, dado que su presupuesto original estimado era de 3.500 millones de dólares, posteriormente rebasado.

Una junta de revisión independiente evaluará la misión e informará a fin de año sobre lo que debe hacerse, y probablemente cuánto costará. La NASA debe proporcionar una actualización al Congreso.

El telescopio espacial James Webb -nombrado así en honor al segundo administrador de la NASA, que estuvo en el cargo entre 1961 y 1968- será el telescopio más poderoso jamás construido. Se desplegará en una misión para dar a los astrónomos una visión sin precedentes de las primeras galaxias que se formaron en el universo.

Cien veces más sensible que su predecesor -el revolucionario Hubble, lanzado en 1990-, será capaz de estudiar la atmósfera de los exoplanetas, ubicados más allá de nuestro sistema solar.