Martín Vizcarra promete reconstruir daños tras un año de inundaciones en Perú

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, dando un discurso tras jurar al cargo frente al Congreso en Lima, mar 23, 2018. REUTERS/Mariana Bazo
El presidente de Perú, Martín Vizcarra, dando un discurso tras jurar al cargo frente al Congreso en Lima, mar 23, 2018. REUTERS/Mariana Bazo

 

El nuevo presidente peruano, Martín Vizcarra, prometió este martes acelerar la reconstrucción de las casas y otras infraestructuras dañadas hace un año por las inundaciones causadas por el fenómeno climático de El Niño Costero en el norte del país, reseña EFE.

“El 27 de marzo del 2017 se desbordó el río Piura. Generó más de 50.000 damnificados que tuvieron que ser reubicados en una zona más segura. Creo que es un día especial para asumir un compromiso con Piura y con todas las regiones afectadas por el fenómeno El Niño Costero”, dijo el mandatario en una gira a la región afectada.

Vizcarra, quien asumió el poder hace cuatro días tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski por un escándalo de corrupción, prometió acelerar las obras de reconstrucción, pues al ritmo actual tomarían unos 10 años.

Las lluvias e inundaciones de El Niño Costero dejaron 169 muertos y 283.000 damnificados, según la Defensa Civil. Todavía viven en albergues unas 10.000 familias.

La reconstrucción de casas, carreteras, puentes, redes de agua potable y alcantarillado requiere unos 25.000 millones de soles (7.700 millones de dólares), dijo Vizcarra, un ingeniero de 55 años.

“Este problema lo podemos solucionar si estamos unidos”, comentó tras recorrer calles de la ciudad de Piura, en su primera visita a una provincia desde que asumió el poder.

“Tenemos que hacer ajustes. No puede ser que un proceso de licitación (de obras públicas) tome seis a nueve meses”, agregó.

Kuczynski, que gobernó apenas 20 meses de su mandato de cinco años, fue muy criticado por la lentitud del proceso de reconstrucción tras El Niño Costero.

Exbanquero de Wall Street de 79 años, Kuczynski es el primer presidente que pierde su puesto por el escándalo de la empresa brasileña Odebrecht en Latinoamérica.