¿Pendiente de una salida en Semana Santa? Esto es lo que cuesta un día de playa

General view of the village of Chichiriviche de la Costa, some 70 km northwest of Caracas, on January 13, 2018. The inhabitants of the village of Chichiriviche de la Costa, which depends on tourism, have come up with an ingenious way to deal with the lack of cash and internet connection. / AFP PHOTO / FEDERICO PARRA
AFP PHOTO / FEDERICO PARRA

 

De las  64 playas del estado Vargas 12 fueron afectadas por el fuerte oleaje que azotó las costas a principios de mes. Menos de 5  han sido limpiadas de  toneladas de arena acumulada, porque la maquinaria prometida por la gobernación de esa entidad no ha llegado.

Por Luis López / El Nacional

Algunos comerciantes como los de Camuri Chico contrataron el servicio hasta por dos días para despejar parte de los sedimentos. En las playas de Las Salinas aún se mantienen las montañas de arena, en Bahía Marina, La Zorra y Catia la Mar desentierran parte de los kioscos  y en la avenida La Playa de Naiguatá permanecen los sedimentos que bajaron del cerro Colorado durante esos días.

A pesar de las adversidades y la falta de apoyo, los comerciantes son optimistas y esperan que en  Semana Santa haya una importante afluencia de temporadistas. “La gente viene pero no consume. Estamos tratando de mantener los precios porque se hace difícil que una familia pueda comerse a gusto un pescado. La falta de efectivo es una limitante y los puntos de venta son escasos en Naiguatá. Los pocos que hay colapsan”, expresó Gustavo Basalo, comerciante.

En Naiquatá, un plato de pescado roncador cuesta 500.000 y la rueda 700.000 bolívares. “Una familia tiene que traer mínimo de 3 millones a 5 millones de bolívares para pasar un día en la playa, así como algo de efectivo para respaldarse”, agregó

En Camuri Chico las playas están aptas para recibir a los visitantes. Denis Lobo, encargado de un kiosco,  indicó que el plato de roncador está en 600.000 y la rueda de pescado en 650.000 bolívares. Las raciones de tostones van entre 240.000 y 330.000. “Estamos esperando que venga la gente en Semana Santa para hacer algo de fondos. La situación ha estado ruda para todos. Si  no se consume no hay capital para invertir”, dijo.

Para seguir leyendo la noticia haga clic aquí.