¿Puede EEUU romper el monopolio de gas de Rusia en Europa?

El Departamento de Estado de EE. UU. expresa una clara oposición a los planes de Rusia de unir el gasoducto de gas natural Nord Stream con Europa. Foto cortesía de Gazprom
El Departamento de Estado de EE. UU. expresa una clara oposición a los planes de Rusia de unir el gasoducto de gas natural Nord Stream con Europa. Foto cortesía de Gazprom

 

El secretario del Departamento de Energía (DOE) de EEUU, Rick Perry, dijo el jueves ante el comité de Servicios Armados del Senado de ese país que moverá los suministros energéticos de Estados Unidos hacia  el este de Europa en un comunicado que seguramente provocará una reacción rusa, mientras envía un fuerte mensaje a los mercados energéticos de Moscú y Europa. Europa es una de las formas más poderosas de contener la influencia rusa.

Por Tim Daiss en Oilprice.com | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

También coincidió en que los ataques cibernéticos rusos al sector energético de Estados Unidos eran “un acto de guerra”. Sus comentarios llegan una semana después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos reveló que actores del gobierno ruso atacaban “múltiples sectores críticos de la infraestructura de Estados Unidos, incluidos la energía, instalaciones nucleares, instalaciones comerciales, agua, aviación y sectores críticos de fabricación “con ataques cibernéticos desde al menos marzo de 2016”.

Un informe en UPI señaló la semana pasada que un ciberataque del ransomware Petya o NotPetya atacó a miles de servidores corporativos gubernamentales y privados en todo el mundo en 2017. El ataque exigió un rescate pagado en Bitcoin para liberar el cifrado impuesto por el virus que impide a los usuarios de acceder a sus dispositivos. El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos afirma que el ataque NotPetya fue atribuido al ejército ruso.

Una política energética en la que podamos entregar energía a Europa del Este, donde somos socios con personas de todo el mundo, donde saben que les proporcionaremos energía y no hay ningún compromiso, es uno de los mensajes más poderosos que podemos enviar a Rusia “, agregó Perry en sus comentarios del jueves

El gas como arma geopolítica

La Ley de Autorización de Defensa Nacional indica que los esfuerzos de EEUU deberían promover la seguridad energética en Europa, indicando que Rusia usa la energía “como un arma para coaccionar, intimidar e influenciar” a los países de la región.

Los comentarios de Perry también surgen cuando los lazos entre Washington y Moscú llegan a sus mínimos posteriores a la Guerra Fría en numerosos temas, desde la intromisión de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, su continua implicación en Ucrania y Siria, y el  supuesto envenenamiento de un agente doble ruso y su hija en suelo británico.

Sin embargo, el mensaje de Perry puede no ser tan bienvenido en Europa como le gustaría. Aunque los miembros de la UE, incluida una Alemania, parecen estar despertando a la influencia rusa y sus maniobras geopolíticas descaradas, muchos en la UE siguen siendo igualmente cautelosos sobre los motivos estadounidenses para exportar su gas natural licuado (GNL) a los mercados europeos.

Pero, desafiar el dominio de Rusia en los mercados europeos de gas no es un reto menor, incluso para los EEUU que a fines de esta década contarán con cinco grandes proyectos de exportación de GNL, convirtiéndose así en el tercer mayor exportador de GNL después de Qatar y Australia.

Las exportaciones de gas de Rusia a Europa aumentaron un 8,1 por ciento el año pasado a un nivel récord de 193,9 mil millones de metros cúbicos (bcm), a pesar de la creciente competencia y las preocupaciones sobre el dominio ruso en los suministros de esos países, informó recientemente el Financial Times .

El informe agrega que el gigante estatal de gas ruso Gazprom, el mayor productor de gas natural del mundo, tiene el monopolio de la red de gasoductos de Rusia hacia Europa y suministra casi el 40 por ciento del gas de Europa. Sin embargo, Gazprom se ha visto obligado a bajar sus precios en los últimos años para proteger su participación de mercado frente a las medidas adoptadas por los estados miembros de la UE para comprar más gas de los EEUU, Qatar y otros productores.

 

El gasoducto Nord Stream 2 usa el mar Báltico coomo ruta acuática para unir el gas de Rusia con una base de distribución en Alemania / cortesía Consultancy.ik
El gasoducto Nord Stream 2 usa el mar Báltico como ruta acuática para unir el gas de Rusia con una base de distribución en Alemania / cortesía Consultancy.ik

 

Además, Nordstream 2, el ambicioso pero controvertido proyecto de gasoducto de gas natural de Rusia, se completará el próximo año. Esta ruta asegurará aún más el control de Rusia sobre la participación en el mercado europeo del gas, y su influencia geopolítica será una tarea difícil de desalojar para los EEUU

Los factores económicos también entran en juego. Como se discutió la semana pasada , American LNG tiene una desventaja de costo en comparación con el gas de tubería ruso. Usando un precio del gas de Henry Hub de $ 2.85 / MMBtu como base, Gazprom recientemente calculó que al agregar costos de procesamiento y transporte, el precio del GNL de origen estadounidense en Europa alcanzaría los $ 6 / MMBtu o más, un marcado aumento.

Los precios del gas Henry Hub se están cotizando actualmente a $ 2,665 / MMBtu . Durante el último período de 52 semanas, el gas estadounidense ha cotizado entre $ 2.602 / MMBtu y $ 3.82 / MMBtu. El gas ruso se vende por alrededor de $ 5 / MMBtu en los mercados europeos e incluso podría operar a precios más bajos en el futuro, ya que Gazprom elimina la indexación del precio del petróleo de la materia prima.