Se agudizan los desplazamientos por combates en el noreste de Colombia

(Foto archivo Reuters)
(Foto archivo Reuters)

 

Dos semanas de combates entre rebeldes del ELN y un reducto de la guerrilla desmovilizada EPL dejan 2.481 personas desplazadas y 3.000 confinadas en el noroeste de Colombia, en la frontera con Venezuela, informó este martes la ONU.

AFP

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en Colombia había denunciado en principio que 1.350 personas huyeron de la zona conocida como el Catatumbo, donde se concentra gran cantidad de narcocultivos.

Sin embargo, en los últimos seis días la situación empeoró y ya son 2.481 los desplazados.

“No hay garantías de seguridad para el retorno de las comunidades”, subrayó el organismo en un informe.

Al mismo tiempo unas 3.000 personas permanecen resguardadas en el municipio Convención, “incluyendo comunidades indígenas” con acceso restringido a comida y servicios de salud y educación.

La disputa por el control del territorio estratégico para la producción y el comercio de cocaína mantiene el enfrentamiento entre ambos grupos.

Las autoridades han reportado seis combatientes muertos.

El guevarista Ejército de Liberación Nacional (ELN) es la última guerrilla activa reconocida por el gobierno, con el cual dialoga para firmar la paz.

Por su parte, el reducto de la desmovilizada guerrilla maoísta Ejército Popular de Liberación (EPL) es una organización implicada en el narcotráfico también conocida como Los Pelusos.

Los habitantes de la región Catatumbo que agrupa a los municipios San Calixto, El Carmen, Hacarí, Sardinata, Convención y El Tarra, están pidiendo un alto al fuego a instancias de la Defensoría del Pueblo.

AFP