Atentado suicida en este de Libia deja ocho muertos

Residentes locales inspeccionan los daños tras la explosión de dos coches bomba en Bengasi, Libia, hoy, 24 de enero de 2018. Ascienden a 31 las personas muertas y a 43 la heridas anoche al estallar dos coches bomba en Bengasi, segunda ciudad en importancia de Libia, informó a Efe un responsable médico. Fuentes de Seguridad explicaron, por su parte, que el primer vehículo explotó cuando un grupo de fieles salía de una de las mezquitas del bario de Almaniya, en el centro de la urbe, y el segundo treinta minutos después, cuando ya habían llegado los servicios de socorro. EFE/ Str
EFE/ Str

 

Al menos ocho personas, entre ellas civiles, murieron, y otros ocho resultaron heridos en un atentado suicida el jueves en la noche contra una barrera de seguridad en el este de Libia, informaron fuentes del hospital y de los servicios de seguridad, reseñó AFP.

Un kamikaze hizo explotar su vehículo en una barrera de las fuerzas leales al mariscal Jalifa Haftar, en la entrada de la ciudad de Ajdabiya, a 840 km al este de Trípoli, indicó a la AFP el general Fawzi al Mansuri, alto responsable de la seguridad local.

“Cinco personas habían muerto a su llegada al hospital poco después del atentado”, dijo a la AFP un trabajador del hospital público de la ciudad. Y tres de los 11 heridos que ingresaron en el establecimiento fallecieron más tarde, añadió bajo anonimato esa fuente.

El general Mansuri señaló que había civiles entre los muertos y los heridos del atentado, que no ha sido reivindicado por el momento.

Se trata del segundo ataque de este tipo en menos de un mes en esa región. Un primer atentado suicida reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) causó tres heridos el 9 de marzo, a 60 kilómetros al sur de Ajdabiya.

A pesar de la pérdida de su bastión de Sirte, en el norte del país, en diciembre de 2016, el EI sigue activo, sobre todo en el centro y en el sur de Libia.

El 21 de febrero, tres miembros de las fuerzas leales al mariscal Haftar murieron en un atentado asumido también por el EI, en la región de Wadan.

Libia sufre una inseguridad crónica y es escenario de luchas de poder desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011.

Dos autoridades se disputan el mando del país: por un lado, el GNA instalado en Trípoli, reconocido por la comunidad internacional, y por otro, un gobierno de facto que ejerce su poder en el este del país con el apoyo del mariscal Jalifa Haftar.