Desactivado en Berlín un explosivo oculto en un paquete

La policía alemana arrestó a un sirio de 19 años sospechoso de planear un ataque con bomba motivado por los islamistas en Alemania Policía frente a un edificio residencial en Schwerin, Alemania, el 31 de octubre de 2017, luego de que la policía alemana arrestara a un sirio de 19 años sospechoso de planear un ataque con bomba motivado por los islamistas en Alemania. Reuters / Fabian Bimmer
Policía alemana // Foto Reuters / Fabian Bimmer

 

Artificieros desactivaron en el barrio berlinés de Kreuzberg un explosivo oculto en un paquete que, de explotar, podría haber causado heridos, según informó la policía alemana. EFE

“En el objeto sospechoso se hallaba material capaz de explosionar. En caso de explosión podrían haber resultado heridas personas. Nuestros especialistas han llevado a cabo la desactivación”, precisó la policía de Berlín a través de su cuenta de Twitter.

La Oficina Regional de Investigación Criminal (LKA) ha asumido el caso, agrega el mensaje.

El operativo para desactivar el artefacto, hallado esta mañana dentro de un paquete que había sido depositado en el buzón de la Cámara de Oficios en Berlín, obligo a cerrar varias calles.

Una empleada llegó a abrir parcialmente el paquete y cuando vio que de él salían cables alertó de inmediato a las fuerzas de seguridad, indicó un portavoz de la policía, citado por el diario “Bild”.

El edificio fue más tarde desalojado brevemente por una alarma de incendios, pero por el momento se desconoce si tuvo algo que ver con el hallazgo del paquete.

El artefacto fue desactivado en el patio trasero del recinto.

Hacía las 10.22 las calles volvieron a quedar abiertas al tráfico.

El pasado 12 de enero, artificieros desactivaron en una filial de una entidad bancaria en el barrio berlinés de Steglitz un artefacto oculto en un sobre tamaño DIN-A4 que contenía un detonador y pólvora negra procedente de material pirotécnico.

Mes y medio antes, el 1 de diciembre, especialistas detonaron de forma controlada un paquete sospechoso entregado por mensajero en una farmacia de la ciudad de Potsdam, cerca de Berlín, que obligó a evacuar un céntrico mercadillo navideño próximo.

El paquete incluía un petardo de gran potencia, baterías y una lata de metal llena de clavos, además de fragmento de un código QR que una vez reconstruido y escaneado, puso al descubierto una carta de extorsión contra el servicio de paquetería DHL.