Gustavo Tovar-Arroyo: Zoológico para el chavismo

Gustavo Tovar-Arroyo @tovarr
Gustavo Tovar-Arroyo @tovarr

Dime si eres chavista y te diré quién eres

Siempre he sentido intolerancia al chavismo. Es algo entre biológico y psicosomático, me dan un poco de repugnancia, lo reconozco. Su despreciable criminalidad, su barrigón nuevo riquismo y su vulgar pobreza intelectual me producen náusea.

No es complicado detectar el asco, son muy obvios: dime si eres chavista y te diré quién eres. Diosdi Cabello, González López, Nicolás Maduro son tan similarmente repugnantes que me hacen recordar a otros que también lo fueron.

Me viene uno a la memoria en este momento.

Charles Manson, la versión gringa del chavismo

Para los que no lo conozcan, Charles Manson fue un famoso asesino en serie norteamericano que, aunque no asesinó a tantas personas como Hugo Chávez, logró cautivar la atención de muchos lunáticos.

Claro, a diferencia de Venezuela donde a los criminales se les libera y hasta se les hace presidentes, en Estados Unidos se les hunde en la cárcel y se les da cadena perpetua. Se entiende que son un peligro.

Manson, la versión gringa del chavismo, murió preso.

La familia Manson, la Chávez, la Flores, la Rodríguez…

No sé cómo esos criminales que a algunos nos producen tanta repulsión y asco logran cautivar la atención de tantos. La verdad no lo sé, para mí es un enigma. Pero igual que Chávez, Manson fue reclutando adeptos y creó su propia familia de ladrones, asesinos y cínicos.

La familia Manson no mató tanta gente (se habla de decenas) como ha matado la familia Chávez o la familia Flores o la perversa familia Rodríguez, que sabemos han asesinado a miles, encarcelado a decenas de miles y torturado a centenas, pero estoy convencido de que si hubiese sido –como Chávez– un asesino en serie venezolano, también lo habrían liberado y hasta le hubiesen puesto un mausoleo.

Por cierto, Lacava, se me parece físicamente tanto a Manson, ¿serán familia?

Los monstruos cuando babean

La familia Chávez, igual que la Flores y la Rodríguez –seguramente la Manson hubiese dicho lo mismo– piensan que yo soy “muy malo”, “una mente maquiavélica de la derecha que busca desestabilizar al chavismo”. Lo dicen así en Venezolana de Televisión y lo repitió Diosdi Cabello en su programa: “Gustavo Tovar Arroyo, no es bueno ni en sopa el bicho ese”.

Creo que me mal interpretan, no es que yo pretenda ser “bueno” ni “apreciado” como ellos, pero el hecho de que me den asco o repugnancia por asesinos en serie o regordetes corruptos no significa que yo sea tan “malo” como parezco, significa tan sólo que me incomodan los monstruos, sobre todo cuando babean.

Tengo suficientes problemas lidiando con las babas de mi perro.

¡Zape gato!

Con el encarcelamiento –por corrupto– de Lula entendí que no soy el único que siente cierto psicosomático desagrado por los familiares del chavismo, también entendí lo terriblemente infeccioso que puede ser su peste criminal cuando se nos acerca. ¡Zape gato!

El sindicalista, líder obrero y ex presidente brasileño, se contagió de la avaricia que conoció en la familia Chávez, Flores y Rodríguez, su problema residió en no comprender que en su país, igual que en los Estados Unidos, los ascos humanos son encarcelados en zoológicos para criminales.

Manson y su familia estuvo en uno; los narcosobrinos de Flores están en otro. Lula está en el suyo.

 

Zoológico para el chavismo

Rafael Caldera liberó a los asesinos en serie del 4 de febrero de 1992, no tuvo ninguna sensibilidad con las víctimas humanas de aquella atrocidad ni con la principal víctima de aquellos monstruos: Venezuela. Imagino que a Caldera no le gustaban los zoológicos para criminales.

A mí tampoco me gustan, pero a diferencia de Caldera, yo leí con fruición a los malditos Artaud, Mallarme o Baudelaire, incluso a Poe y mi imaginación se llenó de monstruos ficticios. Ahora que los he visto y he conocido, que me señalan y me persiguen en la vida real, me pregunto (también con fruición y fantasía): ¿será posible que pronto, muy pronto, me pasearé por un zoológico para chavistas y los veré retozar encarcelados con sus familias criminales en la propia inmundicia que han creado? Cosas de mi maldita imaginación, estoy seguro que ese día el asco mermará.

¿Será que no soy bueno ni en la sopa?

@tovarr