Venezolano sobreviviente a tiroteo en Florida: Autoridades locales fracasaron

 La víctima de disparos de Marjory Stoneman Douglas High School, Anthony Borges, reacciona mientras escucha una conferencia de prensa en Plantation, Florida, el 6 de abril de 2018. Borges, el último superviviente que fue dado de alta del hospital, recibió cinco disparos cuando el ex alumno, Nikolas Cruz, abrió fuego en la escuela secundaria de Florida, dejando 17 personas muertas y 15 heridas. / AFP PHOTO / RHONA WISE

La víctima de disparos de Marjory Stoneman Douglas High School, Anthony Borges, reacciona mientras escucha una conferencia de prensa en Plantation, Florida, el 6 de abril de 2018.
Borges, el último superviviente que fue dado de alta del hospital, recibió cinco disparos cuando el ex alumno, Nikolas Cruz, abrió fuego en la escuela secundaria de Florida, dejando 17 personas muertas y 15 heridas. / AFP PHOTO / RHONA WISE

 

Anthony Borges, el venezolano que resultó herido de gravedad en la matanza de la secundaria de Parkland y considerado un héroe por proteger a sus compañeros, señaló que las autoridades locales “fracasaron en muchos niveles”, informaron hoy medios locales, reseña EFE.

El joven de 15 años, a quien se le ha llamado “El verdadero Iron Man” por bloquear con su cuerpo un aula con varios estudiantes para protegerlos del autor de la matanza Nikolas Cruz, afirmó que la Oficina del Alguacil del Condado Broward y las autoridades escolares “fallaron a los estudiantes, maestros y padres de familia en muchos niveles”.

“Sé que he sido llamado Iron Man. Y aunque me siento honrado de que me llamen así, no lo soy. Tengo 15 años y me dispararon cinco veces, mientras que los oficiales del alguacil de Broward esperaron afuera y decidieron que no entrarían al edificio”, señaló el joven en una declaración leída por el abogado de la familia, Alex Arreaza, durante una rueda de prensa ofrecida el viernes.

Borges aludió así al oficial destacado en la secundaria Marjory Stoneman Douglas, escenario del tiroteo del pasado 14 de febrero en el que murieron 17 personas, y quien durante la matanza se quedó fuera del edificio. Poco después renunció a su puesto.

Otros medios, como CNN, dieron cuenta además que otros 3 agentes de la oficina del alguacil tampoco entraron al colegio mientras ocurría la matanza.

El estudiante y su familia pidieron el término de un programa de la junta escolar del condado que persigue mantener fuera del sistema de justicia juvenil a quienes hayan cometido ofensas no violentas.

“Quiero que todos avancemos y terminemos con el entorno que permitió que personas como Nikolas Cruz cayeran por las grietas. Sabían que él era un problema hace años y no hicieron nada”, lamentó el joven.

Borges fue dado de alta esta semana del Broward Health Medical Center, en Fort Lauderdale, tras nueve cirugías y un reingreso por complicaciones.

El padre del adolescente, Royer Borges, agradeció el apoyo monetario que la familia ha recibido para cubrir los gastos médicos, que según el abogado ascienden a 1,5 millones de dólares.

El progenitor dijo, no obstante, que el apoyo sin aun es insuficiente. Una campaña de recolección de donaciones para Anthony Borges puesta en marcha en la web GoFundMe suma hasta el momento poco más de 840.000 dólares de una meta de un millón de dólares.

Borges, que apareció en la conferencia más delgado y con una camiseta del club de fútbol Barcelona FC, en cuya academia en Fort Lauderdale llegó a entrenar en 2016, recibió cinco disparos en las piernas y el torso, estuvo en coma y debió pasar varias semanas hospitalizado.

La familia ha debido de mudarse a una casa de un solo piso, para facilitar el movimiento del joven, que anda en silla de ruedas, para lo cual ha contado también con el apoyo económico de organizaciones caritativas locales.

El abogado confirmó el plan de la familia de demandar a la Oficina del Alguacil del Condado Broward y a la junta escolar de este condado.

EFE