Después de 36 años, encontró a su hermana y descubrió que su padre es una momia

Screenshot
Mausoleo del municipio Cundinamarca de Colombia.

 

Por un sueño recurrente sobre su familia desconocida en Colombia, Leidy Heredia, quien vive en Francia, contactó a través de Facebook a los hermanos de su padre -del cual solo sabía el nombre- para conocer sus orígenes. La sorpresa que se llevó fue haber encontrado una nueva hermana y, al visitar el país, descubrir que su padre era una momia exhibida en un museo.

La historia, revelada por Semana, comienza en Chía, Cundinamarca donde nació Leidy hace 36 años. Nunca conoció a su padre, su madre solo le dijo su nombre tiempo antes de que la abandonara en el hogar de sus abuelos en Galapa, Atlántico, para nunca regresar. Cuando tenía 18 años se mudó a Niza, Francia, con una tía para estudiar.

Un sueño recurrente que tenía con un señor flaco y descalzo la hizo rastrear en Facebook a su padre. Encontró a un hermano que le confirmó que Jorge Cruz, a quien buscaba, ya estaba muerto. Pero la puso en contacto con una hija que tuvo Cruz y que aún vivía en Colombia: Joyce Cruz, de 34 años. Así se conocieron y, para despejar dudas, se realizaron la prueba de ADN que comprobó que eran parientes.

ccvv
Leidy Heredia junto a su hermana Joyce Cruz

Y entonces Joyce la llevó a visitar a su padre a San Bernardo, Cundinamarca; un pequeño pueblo donde los cuerpos se momifican sin proceso químico y sin explicación científica. Está desde hace un año en el Mausoleo del municipio  aunque murió hace 12 años-, rodeado de otras momias de hasta 50 años. Joyce contó a Semana que, en una exhumación realizada a su padre en 2012, a seis años de haber sido enterrado, lo encontraron casi intacto, momificado. En su momento le ofrecieron exhibirlo en el Mausoleo, pero se negó. Hasta cinco años más tarde cuando se repitió la exhumación y decidió aceptar la propuesta al verlo igual que la vez pasada.

Cuerpo momificado de Jorge Cruz
Cuerpo momificado de Jorge Cruz

Jorge Cruz, asesinado de una puñalada en el corazón en las calles donde se drogaba, permanece entre otras momias de más años que él. Ese cementerio es el principal atractivo turístico de San Bernardo, donde las momias están dispuestas en unas urnas de cristal. Se desconoce el origen de tal conservación de los Científicos lo han estudiado, pero no han llegado a una conclusión. Lo que se sospecha es que el suelo de San Bernardo tiene ciertas propiedades que impiden la descomposición de los cuerpos. A ello la razón de que el 20% de los muertos se momifique; desde 1963 hasta hoy se han encontrado 350 momias.

Vía : Infobae