Luis Parra: Servicio de agua potable atraviesa una de las mayores crisis en Venezuela

Cortesía
Foto Prensa

 

Luis Parra, presidente de la Comisión Permanente de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la Asamblea Nacional presentó en plenaria un acuerdo que fue aprobado por mayoría a propósito del Día Mundial del Agua.

“En este momento 2.000 millones de personas se ven obligadas a beber agua que no presenta garantías de salubridad, y otras 4.500 millones no cuentan con unas instalaciones sanitarias suficientemente higiénicas. Nosotros no escapamos de este panorama, ya que el servicio de agua potable atraviesa una de las mayores crisis en Venezuela”, expresó.

Destacó que Venezuela posee una gran riqueza en recursos hídricos, tanto superficiales como subterráneos.

“Los cuerpos de agua ocupan aproximadamente 20% del territorio nacional, y los tenemos casi todos contaminados, de allí que pueda ser catalogado como país productor de agua; pero a pesar de esa riqueza, desde hace 3 años comienza a preocupar la disponibilidad y calidad del agua para consumo humano, además del saneamiento”, dijo.

Desde la tribuna de oradores, aseveró que la mala calidad del líquido pasó a constituir el primer problema ambiental de Venezuela. “Hoy es común detectar coliformes fecales, agrotóxicos o metales pesados por encima de los niveles permitidos, por ello el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, no exagera al afirmar que la escasez de agua es un asunto de vida o muerte; el acceso al agua es indispensable para una vida digna, ya que propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo”, señaló.

Durante su discurso el parlamentario desnudó en detalle la situación actual que afronta esta sensible problemática. “En Venezuela existen 110 embalses clasificados por su uso ya sea consumo humano, industrial o agrícola. De estos 110, solo 2 han sido construidos en revolución. Los servicios asociados al suministro de agua potable y saneamiento actualmente presentan una grave situación de desabastecimiento, mal servicio, deterioro o desmantelamiento de las infraestructuras existentes, falta de continuidad en los proyectos de nuevas obras, contaminación, desinformación, y deficiente aplicación del marco jurídico existente”, indicó.

Por último, Parra elevó recomendaciones para solventar esta realidad que aqueja a más de 30 millones de venezolanos sin distingo. “Desde este parlamento hemos hecho lo que está dentro de nuestras competencias para mejorar la gestión integral del agua, por ello insistimos en preservar las fuentes y evitar su contaminación con vertidos ilegales por parte de la industria, los ciudadanos y el Estado, desarrollar un programa emergente de reforestación de cuencas, y promover un sistema de drenajes sustentables entre otros”, puntualizó.

 

Nota de Prensa