Timochenko pide a la Farc mantener la cohesión tras detención de Santrich

Colombia's FARC (Revolutionary Armed Forces of Colombia) leader and presidential candidate Rodrigo Londono, also known as Timochenko, speaks during a news conference in Bogota, Colombia February 28, 2018. REUTERS/Jaime Saldarriaga
El principal dirigente del partido político Farc, Rodrigo Londoño. REUTERS/Jaime Saldarriaga

 

El principal dirigente del partido político Farc, Rodrigo Londoño, conocido en su época de guerrillero con el alias “Timochenko”, pidió a la militancia “mantener la unidad y cohesión” tras la detención de uno de sus líderes, Jesús Santrich, el pasado lunes por delitos de narcotráfico.

“(Debemos) mantener la unidad y cohesión del partido, elevar la vigilancia revolucionaria, hacer la denuncia permanente de las irregularidades y cada día comprometer más y más gente en apoyo al proceso (de paz)”, recomendó Londoño en una carta interna dirigida a las bases de excombatientes.

Santrich, pseudónimo de Seuxis Hernández Solarte, fue apresado hace dos días en Bogotá por orden de la Fiscalía colombiana en cumplimiento de una circular roja de la Interpol, que solicitaba la detención preventiva del exguerrillero con miras a la extradición por delitos de narcotráfico cometidos tras la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016.

Según la información divulgada por el ente acusador, Santrich se habría contactado presuntamente con un cartel mexicano para exportar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Londoño tachó los sucesos de “espectáculo mediático montado por el fiscal (Néstor Humberto Martínez) con el apoyo de los gringos”, en la misma línea que el partido FARC, que ayer lo denunció en una rueda de prensa como un “plan orquestado”.

“El fiscal representa el sector que le está apostando a hacer fracasar el proceso de paz, nos quiere a todos los dirigentes encarcelados y a la militancia dispersa”, agregó.

El líder de la FARC hizo un llamado a “imponer, por encima de fiscales enemigos de la paz, la implementación de los acuerdos”.

“Cueste lo que nos cueste, se trata de la paz de Colombia”, sentenció.

Londoño exhortó a la militancia a seguir la línea dictada por la dirección ayer de “mantener la calma” y “no aceptar la provocación”.

“¿Qué sentido tiene echar de los Espacios (Territoriales de Capacitación y Reincorporación) a los representantes del Gobierno, con quienes antes tenemos que estrechar más las relaciones para hacer avanzar más rápidamente la implementación?”, reflexionó.

Ayer la dirección del partido pidió una reunión “de urgencia” con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y le pidió “que cumpla el acuerdo y la palabra empeñada”.

La detención de Santrich puso en jaque el proceso de paz colombiano, que se inició con la firma del acuerdo entre la guerrilla y el Gobierno en 2016.

EFE