El duque de Edimburgo recibe primera visita de la familia real en el hospital

EFE/ Will Oliver
EFE/ Will Oliver

 

El duque de Edimburgo, consorte de la reina Isabel II, recibió hoy en un hospital de Londres la visita de su hija, la princesa Ana, el primer miembro de la familia real británica que acude al centro médico donde se recupera desde hace nueve días de una operación de cadera.

El príncipe Felipe, de 96 años, se sometió a una operación programada el 4 de abril en el hospital privado King Edward VII, en el barrio londinense de Marylebone, tras haber sufrido molestias en la cadera durante cerca de un mes.

Tras permanecer en el hospital unos 50 minutos, la princesa Ana dijo a la prensa que su padre se encuentra “en buena forma”.

Un portavoz del palacio de Buckingham informó tras la operación de que el duque se encontraba de “buen ánimo” y que permanecería durante varios días ingresado.

El esposo de la soberana británica se retiró de los compromisos públicos oficiales el pasado agosto, aunque de forma ocasional participa en eventos de organizaciones benéficas o acompaña a otros miembros de la familia real a ciertos actos.

Los problemas de cadera le obligaron a cancelar su asistencia a la misa de Pascua en el castillo de Windsor (Inglaterra), el 1 de abril, y al desfile militar en honor al nombramiento de su hijo el príncipe Andrés como coronel de la Guardia de Granaderos británica, el pasado 22 de marzo, entre otros actos.

Los medios británicos informaron de que Isabel II, de 91 años, permaneció en Windsor durante la intervención médica de su esposo, desde donde se mantuvo informada sobre la salud del duque. EFE