Cómo funciona el nuevo misil que usó EEUU en su bombardeo a Siria

Infobae
Infobae

 

 

El pasado 11 de abril, el presidente norteamericano Donald Trump anunció que los Estados Unidos utilizarían en su incursión aérea sobre Siria misiles “bonitos, nuevos e inteligentes”. Para entonces, pocos sabían que el jefe de estado se refería a un nuevo sistema que sería utilizado 48 horas después.

Infobae

Infobae
Infobae

Trump se refería nada menos que al sistema de misiles conocido como JASSM (Joint Air­to­Surface Standoff Missile). Esta novedosa es diseñada por la empresa Lockheed Martin una de las principales proveedoras de las fuerzas armadas norteamericanas. De acuerdo a la descripción hecha por sus fabricantes, el JASSM es un “misil de contrapeso de precisión de aire a tierra, convencional y de largo alcance para las fuerzas estadounidenses y aliadas”.

El sistema fue “diseñado para destruir objetivos fijos y reubicables de alto valor, bien defendidos”. Una de las principales ventajas de los JASSM es que “mantiene a las tripulaciones alejadas de los sistemas hostiles de defensa aérea”. El poderoso cohete posee además una ojiva de penetración y voladura de fragmentación y emplea un control de “enrutamiento” de precisión y orientación en condiciones meteorológicas adversas, de día o de noche, utilizando un buscador de infrarrojos de última generación.

“Su fuselaje sigiloso hace que sea extremadamente difícil de vencer”, explican desde Loockheed Martin. Además, según las especificaciones hechas por la compañía los JASSM pueden alojarse en los bombardeos y cazas B­1, B­2, B­52, F­16 y F­15E. Durante la incursión aérea sobre Siria y el ataque preciso a sus instalaciones de armas químicas, se utilizaron aviones B­1, según las primeras informaciones.

Los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia han desplegado en la noche del viernes una serie de ataques sobre territorio sirio en respuesta a la utilización de armas químicas contra la población de Duma, en las afueras de Damasco. Los bombardeos realizados hoy fueron justamente para golpear con toda la fuerza las bases aéreas y los bunkeres donde se esconde ese material bélico.