Medina en la Cumbre de las Américas: Elecciones en Latinoamérica deben ser más transparentes #14Abr

Dominican Republic's President Danilo Medina (R) waves next to his wife Candida Montilla, upon arrival at the National Theatre in Lima to attend the Eighth Summit of the Americas inauguration ceremony, on April 13, 2018. / AFP PHOTO / CRIS BOURONCLE
Presidente de República Dominica, Danilo Medina // Foto AFP  / CRIS BOURONCLE

 

El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, se identificó “plenamente” con los principios de lucha contra la corrupción que saldrán hoy de la VIII Cumbre de las Américas y consideró que América requiere “legislaciones más transparentes”. EFE

 

“Es importante que empecemos a actuar con legislaciones más transparentes, y con el convencimiento de que mantener una administración sana es el trabajo de los ciudadanos”, dijo el mandatario dominicano en su intervención.

Medina hizo un repaso a las medidas adoptadas por su Gobierno para fomentar la confianza y la democratización, destacando por ejemplo las nuevas leyes de extinción de dominio o la transformación de toda la política de adquisición de servicios por parte del Estado.

“Mientras hace cinco años la nómina de proveedores era de 19.000, en 2017 ya eran 72.000. Se ha democratizado la contratación de bienes y servicios públicos, y ha crecido la confianza en las instituciones de las empresas que quieren ser sus proveedores”, explicó.

Y aseguró que los “problemas de la democracia se resuelven con más democracia”, entre otras medidas con la implementación, como ha hecho su Ejecutivo, de un “gobierno electrónico”.

“Estos avances en materia de transparencia, sumado a otras importantes iniciativas, sumadas a las democratización de salud, crédito y vivienda, hacen una sociedad dominicana más justa”.

Junto a otros 17 jefes de Estado y de Gobierno, Medina participa hoy en la sesión plenaria de la VIII Cumbre de las Américas que se celebra en Lima con la lucha contra la corrupción como plato fuerte.

En un análisis de los cambios a su juicio requeridos en las sociedades latinoamericanas, sostuvo que se ha producido “una revolución de las expectativas” que las ciudadanías tienen de las autoridades, y que les exigen adaptarse a un “escenario vertiginoso”.

“Debemos acortar distancia entre las expectativas de los ciudadanos y las responsabilidades de los Estados”, y en ese escenario “es más importante que nunca recabar el valor de la política en su sentido mas puro”.