Vicente Brito: No se observan soluciones a las graves penurias en que vivimos los venezolanos

Foto archivo
Vicente Brito, presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución // Foto archivo

 

El presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución, Vicente Brito, asegura que “a pesar de los constantes anuncios oficiales de la toma de medidas para solventar la grave crisis que nos afecta, no observamos soluciones inmediatas a esta problemática que nos limita en poder cubrir satisfactoriamente nuestras necesidades más apremiantes. Es lo contrario lo que vemos con un agravamiento creciente de las distintas razones que nos han llevado a tan compleja coyuntura, que afecta nuestra forma de vida y nos empobrece más”.

“Lo evidente es que si se disponen de recursos fiscales y financieros para mejorar nuestras condiciones de vida, todavía el país es privilegiado en disponer de tantas riquezas naturales, que siguen produciendo ingresos que deberían ser utilizados en planes y programas que permitan lograr soluciones y mejoras inmediatas a la adversa coyuntura que nos afecta”, señaló.

Insiste en que “preocupa la excesiva pasividad y disentimiento observado, en la toma de las decisiones necesarias por parte de los que le corresponde ejercer estas responsabilidades, que permitan mejoras inmediatas sobre todo para las familias más necesitadas ante el evidente y creciente deterioro de su calidad de vida”.

“Es difícil entender como en pocos años pasamos de ser uno de los países de mayor crecimiento en los niveles de desarrollo humano y calidad de vida en el continente Americano, a caer a casi al último lugar. Lo cual no se justifica ya que en otros años hemos tenido menores ingresos por venta de nuestro petróleo, oro, hierro, aluminio, etc. sin haberse alcanzado el deterioro social existente actualmente”, agrega.

“Los niveles de tan drástica reducción en los índices sociales así lo indican, quedando nuestro país en ser ubicado como uno de los de mayor caída en el mundo en tan corto tiempo”, insistió.

Así lo demuestran “la reducción del poder adquisitivo de los ingresos familiares que se reciben por parte de los miembros que la conforman, unido a la angustiante y evidente caída del consumo per cápita por cada Venezolano, así como encontrarnos con unos niveles de escasez que limitan las posibilidades de obtener los más necesarios componentes de nuestras necesidades del día a día”.

“La falta de atención a los distintos llamados realizados por las instituciones especializadas en estos análisis, nos indican que no existe la disposición de solucionar aunque sea de manera parcial la compleja coyuntura social que nos arropa, dando la impresión que las instituciones oficiales desconocen o pretenden ignorar las graves limitaciones y penurias que padecemos”, concluyó Brito.