Angel Lombardi: Psico-patología del poder

thumbnailangellombardi

La Historia es compleja y multiforme y lo abarca todo,pero el sesgo historiográfico más cultivado es la historia política y la historia o biografía de los hombres de poder (que llevó a Emerson y Carlyle a la torpeza de creer que la historia era la historia de los grandes hombres). La llamada historia universal (Polibio fue el primero en asumir esta perspectiva, en la medida que siendo de origen griego se hizo ciudadano romano) lo que le permitió “visualizar”la perspectiva universal del Imperio Romano y lo hizo en función del poder y gobierno de este. Esta historia universal privilegió lo político: La lucha por el poder/la conservación y legado del poder. Conquistas y expansión del poder (Imperium) y la formación del Estado y el Gobierno de los Hombres. En la política, se pretendía expresarlo todo en cuanto proceso histórico. Esta hegemonía teórica de la política se mantiene al seguir identificando los períodos históricos con las dinastías y gobernantes de turno y no ha habido esfuerzo histórico más importante que limitar las guerras y controlar o domesticar el poder,no otra cosa ha sido la Democracia:

Controlar el poder y limitarlo,es fundamental para el Estado Democrático, fundamentado en el predominio absoluto de las Leyes, la responsabilidad absoluta del funcionario (que incluye al presidente que no es más que un funcionario temporal) y toda la burocracia. La no re-elección Constitucional es fundamental en el desarrollo de la República y el Estado Democrático, aunque cada país tiene su tradición y especificidad, la recomendación general es que ninguna persona permanezca en el poder más de una década. En la mitología griega, a usurpadores y asaltantes tiránicos del poder, se les condenaba al Hades (infierno) a un trono en llamas, rodeado de serpientes, para toda la eternidad. Confieso que he imaginado a algunos poderosos en particular, castigados de esta manera y no me ha desagradado.

Angel Lombardi