Santos: Consolidación de la paz debe ser prioridad para el nuevo presidente

Colombia's President Juan Manuel Santos arrives for the family photo during the VIII Summit of the Americas in Lima, Peru April 14, 2018. REUTERS/ Ivan Alvarado
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. REUTERS/ Ivan Alvarado

 

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo este lunes que el nuevo Gobierno que surja de las elecciones de este año debe tener como prioridades la consolidación del proceso de paz y la reconciliación, al tiempo que reconoció “que pudo hacer más” en el tiempo que estuvo al frente del Estado, reseñó EFE.

“Apenas la nave del actual Gobierno toque tierra firme en unos meses, habrá cambio de capitán. Colombia deberá seguir navegando hacía su puerto de destino con nueva tripulación y nuevas coordenadas”, expresó Santos durante el Foro Internacional el Estado del Estado, realizado en Bogotá.

Santos dejará el poder el próximo 7 de agosto luego de haber ocupado la Presidencia entre 2010 y 2018.

Al destacar los logros de su Gobierno en salud, educación e infraestructura, entre otros asuntos, recalcó que “la consolidación de la paz, la reconciliación, dejar atrás los odios, y la búsqueda de más justicia social, seguirán siendo prioridades” para el nuevo presidente.

Y agregó que su consejo para el nuevo mandatario es “pensar en grande, definir el puerto y mantener el curso; construir sobre lo construido; hacer lo correcto, así sea impopular, y paciencia, ¡mucha paciencia!”.

Independientemente de quién sea el nuevo presidente, Santos manifestó que “quien quiera que sea, todos debemos desearle buen viento y buena mar”.

El candidato del partido uribista Centro Democrático, Iván Duque (35,4 %); el izquierdista Gustavo Petro (24,6 %), del movimiento Colombia Humana, y el exvicepresidente Germán Vargas Lleras (10,7 %, del movimiento Mejor Vargas Lleras, ocupan los tres primeros lugares en la intención del voto según una encuesta publicada la semana pasada.

En caso de que ninguno de los candidatos obtenga la mitad más uno de los votos en las elecciones presidenciales del 27 mayo, los dos primeros irán a la segunda vuelta, que se realizará el 17 de junio.

Santos además recordó que “en el 2010, el principal problema de Colombia seguía siendo la guerra con las FARC, que completaba 46 años sin resolverse, a pesar de los diversos esfuerzos” de sus antecesores “para lograrlo”.

Y añadió que el otro gran problema del país era la pobreza y la desigualdad, agravadas entre otras razones por la guerra y la corrupción.

Asimismo, dijo que la paz y un país más equitativo, objetivos fundamentales para su Administración, se cumplieron y lograron dejar “a nuestros hijos una Colombia sin FARC, como grupo armado”.

Tras enumerar avances en estos campos, el mandatario dijo que “los resultados están a la vista” y que las “cifras no mienten”.

Sin embargo, aseguró: “Nos falta muchísimo por supuesto (…) Nos van a criticar por muchas cosas. Es apenas normal. Sin duda cometimos errores. Se pudo hacer más, siempre se puede, y soy el primero en reconocerlo”.