Unión Europea amenaza con imponer más sanciones a Venezuela si la democracia sigue siendo socavada

En la imagen de archivo, la máxima representante de la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, a su llegada a una cumbre de líderes comunitarios en Bruselas, el 22 de marzo de 2018. REUTERS/François Lenoir
En la imagen de archivo, la máxima representante de la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini /foto archivo REUTERS/François Lenoir

 

La Unión Europea advirtió el jueves que podría imponer nuevas sanciones a Venezuela si considera que la democracia sigue viéndose socavada, después de que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro convocó a elecciones para el próximo mes en las que no participará el principal bloque opositor.

La jefa de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, dijo en un comunicado que lamentaba la forma en que el Gobierno de Maduro llamó a elecciones presidenciales y legislativas para el 20 de mayo, sin un consenso sobre las “condiciones para un proceso electoral creíble e inclusivo”.

Venezuela atraviesa por una crisis económica y social que tiene a millones de personas sufriendo por escasez de alimentos y medicinas, una hiperinflación y una creciente inseguridad, que según detractores es resultado de las políticas del Gobierno de Maduro.

La recesión causó que un estimado de tres millones de personas se ha visto obligada a dejar el país sudamericano.

Maduro, quien culpa por la crisis a la “guerra económica” que según él libran la oposición y Estados Unidos, está buscando la reelección en los comicios del mes próximo.

El principal bloque opositor ha decidido no tomar parte de las elecciones y a los dos líderes más populares entre los detractores del Gobierno se les prohibió presentarse como candidatos.

“La Unión Europea vigilará de cerca sobre el terreno el proceso electoral y los acontecimientos relacionados con él y está dispuesta a reaccionar con medidas apropiadas ante cualquier decisión o acción que pudiera continuar minando la democracia, el papel de la ley y la situación de los derechos humanos en el país”.

Añadió que todas las partes deberían poder concurrir a unas elecciones justas.

La semana pasada, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dijo a los líderes regionales que debían hacer más para aislar a Maduro y que Washington no debería permanecer “sin hacer nada” mientras el país se derrumba. La UE impuso algunas sanciones a Venezuela el año pasado, acusando a Maduro de vulnerar los derechos humanos.

La amenaza de la UE llega un día después de que España y Venezuela acordaran recomponer sus relaciones diplomáticas con la restitución de sus embajadores, varios meses después del enfrentamiento que llevó a la retirada de sus representantes.